El presidente boliviano, Evo Morales, dijo hoy que la OEA debe "coadyuvar" para que su país recupere una salida al Pacífico "con soberanía", y que sigue trabajando en la demanda judicial que prometió presentar contra Chile hace más de un año, sin informar de avances concretos.

En una rueda de prensa en Cochabamba, durante la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA), Morales recordó la resolución emitida en 1979 por ese organismo, que apunta el "interés hemisférico" en que Bolivia tenga acceso al mar, aunque no precisa cómo lograrlo ni fija plazo alguno para ello.

El mandatario afirmó que "los tratados son revisables" y que "tampoco son la última palabra", en respuesta al Gobierno de Chile, que sostiene que debe respetarse el tratado de 1904 que fijó los límites entre ambos países años después de la Guerra del Pacífico.

Tras ser vencida en 1879 por tropas de Chile, Bolivia perdió 400 kilómetros de costa y 120.000 kilómetros cuadrados de superficie, territorio mayor que el de Cuba (que no llega a 110.000).

Morales citó como antecedente de revisión de tratados, entre otros, los acuerdos alcanzados en 1977 por Panamá y Estados Unidos para revertir el control del canal interoceánico.

Confirmó que su Gobierno sigue trabajando para presentar la demanda contra Chile que anunció en marzo de 2011, pero no dio detalles de cuándo ni cómo, y reconoció que hacerlo no es "tan sencillo" como creía, e insistió en que tiene más confianza en que el litigio se trate de forma multilateral.

La mayoría de los países americanos, incluso aliados ideológicos de Bolivia, han apoyado en las anteriores Asambleas de la OEA la posición chilena de que es un asunto bilateral, no multilateral, y fuentes diplomáticas consultadas por Efe dijeron que no creen que Morales logre algo diferente en Cochabamba.

Poco antes de hablar Morales, el canciller de Chile, Alfredo Moreno, recalcó que su país respeta "los tratados y el diálogo" como "caminos para avanzar en la integración y el progreso".

Moreno y su colega boliviano, David Choquehuanca, tratarán de nuevo sobre ese litigio en la sesión final de la Asamblea, después de que se debata otro reclamo sin visos de solución, el de Argentina al Reino Unido por las islas Malvinas.