En vísperas de la Eurocopa en Polonia y Ucrania y de los Juegos Olímpicos de Londres, la Academia de las Artes en Berlín analiza en una exposición el céntrico lugar que ocupan los estadios deportivos como espacio público y de escenificación de las masas.

La muestra, titulada "Coreografía de las masas. Deporte. Estadio. Éxtasis", ofrece una perspectiva de las implicaciones histórico-culturales y político-mediáticas de los estadios en los últimos dos siglos, así como una reflexión arquitectónica de la organización social a partir de estas construcciones deportivas.

El recorrido arranca con dos maquetas, las de los estadios de los Juegos Olímpicos de Berlín 1936 y Múnich 1972, para ilustrar dos eventos deportivos antagónicos.

Así, los juegos del 36, celebrados durante la Alemania nazi y ejemplo de la explotación del deporte por parte de un régimen totalitario, se contraponen a los del 72, que pretendían ser unos "juegos felices" en respuesta a una sociedad democrática aunque al final se vieron empañados con el atentado contra el equipo israelí.

La muestra continúa con seis instalaciones que abarcan tanto aspectos históricos como temas que ilustran el contextos social en el deporte.

En una combinación de texto, imágenes y documentos sonoros, la muestra aborda los temas "Deporte en la Antigüedad", "Gimnasia y deporte en el siglo XIX" y "Deporte en el siglo XX, ejemplificado en los Juegos Olímpicos de la Era Moderna" , así como "Deporte y política", "Deporte y comercio" y "Deporte, fans y hooligans".

Los dos estadios en los que tendrán lugar el partido inaugural y la final de la Eurocopa, el estadio Nacional de Varsovia y el Olímpico de Kiev, centran el siguiente apartado de la muestra.

Ambos proyectos recién culminados tras su reforma y que llevan la firma de gmp, el equipo de arquitectos en torno Meinhard von Gerkan y Volkwin Marg, son presentados en la exposición con fotografías de gran formato, maquetas y planos.

Además, esta sala incluye fotos y planos de otros trabajos de casi todo un siglo, diseñados por miembros de la Academia de la Artes -como Norman Foster, Eduardo Souto de Moura, Pier Luigi Nervi, Frei Otto, Günter Behnisch y Renzo Piano- y de una importante repercusión en la arquitectura deportiva

La muestra se cierra con un montaje de vídeo que compila imágenes históricas y contemporáneas para ilustrar el éxtasis como experiencia emocional del evento deportivo.

El montaje incluye imágenes de los Juegos Olímpicos del 36 y de la Fiesta de la Gimnasia y el Deporte de 1969 en la República Democrática Alemana (RDA), un concierto de la banda Scooter, la final del Mundial de fútbol de 1974 en Múnich y la inauguración de los Juegos Olímpicos de Pekín 2008.

La instalación se basa en el principio musical del canon y en un intervalo de un segundo respectivamente, las imágenes en la pantalla de la izquierda se repiten en la del centro y finalmente en la de la derecha, lo cual ofrece una sensación de tridimensionalidad que sitúa al espectador en pleno centro de los acontecimientos.

La muestra en la berlinesa Paríserplatz, a dos pasos de la Puerta de Brandeburgo, aborda así la fascinación de los grandes eventos deportivos en un marco particular: el de la interacción entre deporte, arquitectura y fenómeno fan.

HASH(0x9579d70)

Elena Garuz