Desde el arreglo de partidos hasta las lesiones y un entrenamiento deficiente, Italia lleva consigo una larga lista de problemas el martes a su sede para la Eurocopa.

Al arquero Gianluigi Buffon le están revisando sus registros bancarios bajo sospecha de que hizo apuestas por cantidades fuertes; Leonardo Bonucci se encuentra bajo investigación por un presunto arreglo de partidos; su colega defensor Andrea Barzagli podría perderse el torneo debido a una lesión en la pantorrilla y el destacado delantero Mario Balotelli también está lastimado.

Y más allá de todo eso, los Azzurri han perdido sus últimos tres amistosos sin anotar un solo gol y con un total de cinco en contra.

Con los recuerdos aún frescos de su eliminación en la primera ronda del Mundial de Sudáfrica en 2010, a Italia sólo le quedan cinco días para poner orden antes de que debute en la Eurocopa frente al campeón España.

Los españoles eliminaron a los italianos de la Euro 2008 en definición por penales en los cuartos de final.

España "juega un fútbol magnífico, pero no deberíamos temerle a nadie", dijo el mediocampista italiano Claudio Marchisio. "Tenemos que trabajar duro esta última semana, pero no estamos preocupados".

En el mismo Grupo C, Italia enfrentará a Croacia, octavo en el ranking de la FIFA, e Irlanda, cuyo entrenador es el italiano Giovanni Trapattoni.

En medio de un enorme escándalo por apuestas ilegales y arreglo de partidos, la semana pasada surgieron reportes de que Buffon le hizo pagos por cantidades grandes al propietario de una tabaquería que también funge como casa de apuestas. Buffon no se encuentra bajo investigación ni enfrenta ningún cargo, pero de todas formas las revelaciones sacudieron al campamento de la Azzurra.

En cuanto a Bonucci, su inclusión en la escuadra ha estado bajo los reflectores desde que otro zaguero, Domenico Criscito, fue retirado del equipo después de que la policía se presentó la semana pasada al complejo de entrenamientos Coverciano para notificarle que está siendo investigado por presunto arreglo de partidos.

Sin embargo, la federación italiana insiste que el caso de Bonucci es distinto y que no está bajo investigación, a pesar de que la prensa local dice lo contrario.

Marchisio se conjuntó con Buffon y Bonucci para ayudar a la Juventus a ganar el título de la Serie A la campaña pasada.

"Bonucci y Buffon son las primeras personas en darnos serenidad", dijo Marchisio. "Siempre han entrenado con tranquilidad".

Otro futbolista de la Juve, Barzagli, sufrió un tirón muscular en la pantorrilla izquierda en una goleada de 3-0 que Rusia les propinó en un amistoso el viernes y podría estar fuera de acción 20 días. Es uno de sólo cuatro jugadores que quedan en la selección que ganó la Copa del Mundo de 2006, junto con Buffon y los mediocampistas Andrea Pirlo y Daniele De Rossi.

Aunque tiene cuatro títulos en mundiales, Italia sólo ha ganado la Eurocopa en una ocasión, en 1968. Si sus últimos partidos sirven de indicio, los Azzurri no parecen encaminados a romper su sequía de 44 años sin poder llevarse este torneo.