Una filial de la Florida de una empresa de ingeniería brasileña denunció judicialmente una ley estatal que prohibe a los gobiernos contratar empresas que tienen lazos comerciales con Cuba.

El diario Miami Herald (http://hrld.us/MwSZTv ) indicó que según la compañía de construcción Odebrecht, que ha participado en más de 3.900 millones de dólares en contratos estatales y municipales desde 1990, la ley — que entrará en vigencia el 1 de julio — es inaplicable y anticonstitucional por adentrarse en política extranjera, terreno que pertenece exclusivamente al gobierno federal. La demanda fue iniciada el lunes en un tribunal federal de Miami.

Además, la demanda sostiene que la filial de Odebrecht en la Florida es "remota y distante" de la filial que trabaja en la ampliación del Mariel.

"La enmienda cubana al parecer castiga a las empresas que no tienen operaciones mercantiles en Cuba si esas empresas tienen filiales, empresas matrices o corporaciones paralelas que tienen negocios en Cuba", indicaron los abogados de Odebrecht, entre los que figura en ex juez de la corte suprema estatal Raoul Cantero.

La empresa de la Florida y la que trabaja en Cuba son filiales de la brasileña Odebrecht S.A., con proyectos de ingeniería en todo el mundo.

El diario dijo que una filial de Odebrecht Construction Inc. realiza obras en el puerto cubano de Mariel. La nueva ley prohibiría a las autoridades estatales y municipales otorgar contratos de más de 1 millón de dólares a Odebrecht.

El gobernador Rick Scott firmó la ley durante una ceremonia en la Torre de la Libertad de Miami, pese a que exteriorizó sus dudas al firmar la medida de que la legislación fuera constitucional. Según Scott, el Congreso tendrá que aprobar y el presidente Barack Obama tendrá que firmar un proyecto de ley permitiendo a los estados imponer dichas sanciones. Tras ser difundido ese documento cundió la indignación entre los residentes cubano-estadounidenses del sur de la Florida, por lo que Scott insistió que respalda la ley y que la defenderá en los tribunales.

La oficina de Scott no formuló declaraciones el martes sobre la demanda. El gobierno federal mantiene una amplia lista de sanciones económicas contra Cuba.

La legislación fue patrocinada por dos legisladores republicanos del condado Miami-Dade y fue respaldada casi por unanimidad por los legisladores estatales.

Mientras tanto, Odebrecht dijo que piensa pujar este año por obras de infraestructura del transporte en la Florida por 3.300 millones de dólares, puja que podría ser anulada por la ley, según reconocen sus propios abogados. El proyecto de mayor importancia en el que trabaja Odebrecht incluye el estadio de Miami que lleva el nombre de American Airlines, el nuevo estadio de fútbol americano de la Universidad Internacional de la Florida, el Centro Adrienne Arsht de Artes Dramáticas en Miami y el Puente de la Bahía Nassau en Jacksonville.

___

Información del: The Miami Herald, http://www.herald.com