El presidente salvadoreño, Mauricio Funes, presentó hoy la primera actualización de la Política Nacional de Medio Ambiente, con la que se pretende reducir la vulnerabilidad del país ante los efectos del cambio climático, luego de unos 14 años sin modificación.

La Ley de Medio Ambiente, aprobada en 1998, ordena la actualización de la Política Nacional cada cinco años, pero no se cumplía esa disposición, destacó la Casa Presidencial a través de un comunicado.

"Uno de los objetivos centrales de la Política Nacional de Medio Ambiente, que hoy damos a conocer, (es) revertir la degradación ambiental y reducir la vulnerabilidad de El Salvador" ante los efectos del cambio climático, dijo Funes.

El gobernante presentó la actualización de la política ambiental en el marco del Día Mundial del Medio Ambiente

"Transcurrieron más de 10 años y la política no se había actualizado", agregó Funes, quien remarcó que "este es el primer Gobierno que la actualiza".

"La política propone, entre otros temas, acciones específicas para el manejo de las emergencias de carácter climático, para apoyo de los sectores críticos, como agricultura, infraestructura y salud", detalló.

Explicó que estos son los sectores que más fueron afectados por la última depresión tropical, la 12 E, que azotó por varios días a El Salvador y demás países de la región en octubre de 2011.

Un informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) indicó que las lluvias provocadas por ese fenómeno afectaron directamente a 2,6 millones de personas en Centroamérica, la mayoría de El Salvador.

Al menos 123 personas murieron a consecuencia del fenómeno climatológico en Centroamérica, según las autoridades de la región.

La actualización de la política ambiental fue aprobada el pasado 30 de mayo por el Consejo de Ministros y recopila los aportes de más de 1.000 personas de diferentes sectores del país, entre ellos, organizaciones sociales, jóvenes y académicos, indicó el boletín de Casa Presidencial.

La Política Nacional de Medio Ambiente se concibe como una política de Estado, que debe orientar los planes de desarrollo del Gobierno central y las municipalidades, que deben tener el respaldo de la población, dijo el ministro de Medio Ambiente, Herman Rosa Chávez, según el documento.

El funcionario dijo a periodistas que la próxima actualización de la ley debe aprobarse "a más tardar en 2017".