El Gobierno de Estados Unidos pidió garantizar la libertad de expresión y prensa ante la Asamblea General de la OEA que termina hoy en Bolivia, así como reducir las barreras agrícolas para contribuir a la seguridad alimentaria.

En un discurso que no pudo leer el lunes por retrasos en el cumplimiento de la agenda, la secretaria de Estado adjunta para el Hemisferio Occidental, Roberta Jacobson, recuerda que la Carta Democrática Interamericana afirma que la "libertad de expresión y prensa son componentes esenciales en el ejercicio de la democracia".

"Cuando los ciudadanos o los medios de comunicación hablan, disienten o critican, ellos están asegurando que este componente esencial está funcionando como fue diseñado para hacerlo", agrega Jacobson, según una traducción difundida hoy por la OEA.

Jacobson debía leer su discurso poco después de que el presidente de Ecuador, Rafael Correa, arremetiera el lunes ante la Asamblea de la OEA contra ese organismo y su sistema de derechos humanos y libertad de expresión, y acusara a la prensa de mentir e injuriar.

El discurso de la secretaria adjunta aplaude que el hemisferio se haya comprometido "a garantizar que esas libertades se conserven siempre", y aboga porque los cancilleres reunidos en Cochabamba valoren esa trayectoria y traten de "construir sobre esta base".

Jacobson también se refiere a la seguridad alimentaria y dice que los agricultores deben tener acceso a una mejor tecnología agrícola y capacitación para utilizarla con eficacia.

"Fundamentalmente, una verdadera seguridad alimentaria depende de la reducción de las barreras al comercio agrícola", añade.

"Si bien todos reconocemos que cada gobierno en esta sala, entre ellos el mío, se enfrenta a importantes obstáculos políticos y económicos para implementar una mayor apertura a los productos agrícolas, este paso podría contribuir considerablemente a la seguridad alimentaria del hemisferio", agrega.

Jacobson destaca que Estados Unidos "está profundamente comprometido con la seguridad alimentaria" y que poco después de asumir su cargo el presidente Barack Obama identificó la solución del hambre y la inseguridad alimentaria en el mundo como una de sus principales prioridades.

Agrega que "en los últimos tres años, Estados Unidos ha puesto en marcha un esfuerzo sin precedentes para forjar una respuesta global, fuerte y rápida para aliviar la miseria del hambre crónica, que afecta a (...) mil millones de personas en el mundo".

El discurso de Jacobson, que regresó hoy a su país, fue leído finalmente anoche por la embajadora de EE.UU. ante la OEA, Carmen Lomellin, varias horas después de lo previsto en la agenda, informaron a Efe fuentes diplomáticas estadounidenses.

La intervención de Correa en el foro ministerial, así como actos folclóricos, ambos promovidos por el mandatario anfitrión, Evo Morales, retrasaron las sesiones de trabajo, en medio de quejas de algunos delegados por la manipulación política de la Asamblea por el Gobierno boliviano. EFE