La secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, de gira por los países del Cáucaso, llamó hoy a Rusia a retirar sus tropas de los territorios secesionistas georgianos de Abjasia y Osetia del Sur.

"Estamos en contra de la ocupación y la militarización de parte del territorio georgiano por Rusia y llamamos a Rusia a cumplir con los compromisos adquiridos con el alto el fuego de 2008, que prevé la retirada de las tropas", señaló Clinton en la ciudad georgiana de Batumu, según las agencias locales.

La jefa de la diplomacia estadounidense abrió hoy la reunión de la Comisión para la cooperación estratégica entre Estados Unidos y Georgia, principal aliado de Washington en la región del Cáucaso.

Las regiones separatistas georgianas de Osetia del Sur y Abjasia, que cuentan con la presencia de las tropas rusas, se escindieron de facto de Georgia a comienzos de la pasada década de los años 90 y después de la guerra ruso-georgiana de agosto de 2008 fueron reconocida por Moscú como dos Estados independientes.

Desde entonces, las independencias del Osetia del Sur y Abjasia, ambas regiones fronterizas con Rusia, han sido reconocidas también por Venezuela, Nicaragua y los Estados insulares de Nauru y Tuvalu.

Ambas regiones han celebrado recientemente elecciones presidenciales amparadas por Moscú pero no reconocidas por Tiflis, que considera que los dos territorios como ocupados por Rusia.

Rusia y Georgia rompieron sus relaciones diplomáticas tras la guerra que enfrentó ambos países en agosto de 2008 por el control de Osetia del Sur.

Desde entonces, Moscú ha reiterado en numerosas ocasiones que no retirará a sus soldados de las regiones secesionistas, la mayoría de cuyos habitantes tienen la nacionalidad rusa que le fue otorgada durante los años previos al conflicto armado.