Las autoridades electorales de República Dominicana declararon el martes a Danilo Medina como presidente electo, con lo que comenzó el proceso transición para instalar al nuevo gobierno el próximo 16 de agosto.

"Me preparé para gobernar a la República Dominicana en los buenos y en los malos momentos", dijo Medina, un economista de 60 años, al reconocer que su administración de cuatro años deberá sortear los eventuales efectos de la crisis de la zona euro.

Medina, del gobernante Partido de la Liberación Dominicana, recibió el certificado en el que la Junta Central Electoral lo confirma como vencedor, con el 51,21% de los votos, de las elecciones presidenciales celebradas el 20 de mayo.

El presidente de la Junta Roberto Rosario destacó la transparencia de los comicios, avalados por los observadores de la Organización de Estados Americanos, y dijo que luego de dos semanas no se había reportado ninguna impugnación.

El candidato de la oposición, el ex presidente Hipólito Mejía (2000-2004), ha rechazado reconocer el triunfo de Medina, pero no presentó ninguna impugnación.

Los resultados de los comicios, en los que votaron 4,5 de los 6,5 millones de electores, "son el producto de la manipulación y el abuso del poder y no responden a la expresión de la voluntad del pueblo", dijo el 22 de mayo Mejía, quien obtuvo el 46,95% de los sufragios.

Medina, quien fungió en dos de las tres administraciones del actual presidente Leonel Fernández como secretario de estado, gobernará en compañía de la actual primer dama, Margarita Cedeño, como su vicepresidenta.

"Quiero agradecer a un hombre que ha cambiado la República Dominicana para mejor, quiero decir el compañero Leonel Fernández", dijo Medina en referencia a los avances económicos registrados en los tres gobiernos de Fernández.

Durante su campaña electoral, Medina se comprometió a continuar los logros económicos de Fernández, pero al mismo tiempo prometió reducir la creciente desigualdad y establecer por primera vez reformas educativas y al sistema de seguridad social.

El equipo de Medina también celebró el martes la primera reunión con miembros del gabinete de gobierno de Fernández a fin de comenzar la transición de mandos.