La policía de Moscú detuvo al menos a dos decenas de personas que protestaban fuera del Parlamento ruso contra un proyecto de ley que aumentaría 200 veces las multas por participar en manifestaciones no autorizadas.

Se prevé que el parlamento controlado por el Kremlin apruebe la ley el martes. Los líderes de la oposición dicen que la legislación también exacerba las tensiones en la sociedad rusa y deja a la opinión pública sin ningún margen de maniobra libre de expresar su descontento.

Más de 20 activistas, entre ellos el líder del opositor partido Yabloko, fueron detenidos la mañana del martes afuera de la Duma del Estado por celebrar una reunión no autorizada. Algunos de ellos fueron puestos en libertad poco después.