La Armada colombiana info

rmó el martes que en un operativo conjunto con guardacostas estadounidenses se incautó en altamar de 2,6 toneladas de cocaína.

El capitán de navío Jorge Tovar, comandante de la Fuerza de Tarea contra el Narcotráfico en el Pacífico, explicó vía telefónica a The Associated Press que la incautación de la droga se produjo en una lancha a 60 millas náuticas del estero de Charambirá, en el departamento de Chocó y a unos 380 kilómetros al oeste de Bogotá.

Cuatro personas fueron capturadas y puestas a disposición de la Fiscalía General, agregó el oficial. "Este es el decomiso más grande (en altamar) de los últimos cuatro años en esta zona", dijo.

Tovar comentó que "esta droga iba para Centroamérica, no sabemos si iba directamente a México". Agregó que la cocaína al parecer era de guerrilleros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Se calcula que la droga tendría un valor de 67 millones de dólares en el mercado negro internacional.

En tanto, el jefe operativo de la Armada, vicealmirante Hernando Wills, informó a la AP que en la mañana del lunes, en una lancha que al parecer regresaba de Centroamérica, fueron encontrados 650.000 dólares en efectivo. Una persona fue arrestada y puesta a disposición de la Fiscalía.

"Ese dinero es producto del narcotráfico", dijo el oficial.

Por la tarde, la policía aeroportuaria reportó que un colombiano, de 61 años, fue detenido en el aeropuerto de Cali, capital del departamento de Valle del Cauca, 300 kilómetros al suroeste de Bogotá, cuando en la revisión de su maleta fueron encontrados 2,2 millones de dólares en billetes de 100 y 50 dólares.

El hombre, cuya identidad no fue revelada, llegaba procedente de México, donde según dijo vivía desde hacía 16 años como campesino, informó el coronel Nelson Ramírez, comandante de la policía de Valle del Cauca.

"Nos sorprendió este decomiso, porque que yo recuerde hacía mucho tiempo no había decomiso de dinero de esta índole en el aeropuerto de Cali", dijo el oficial en entrevista telefónica. Los billetes están siendo chequeados para comprobar su autenticidad, agregó.