Cuando los electores de Colorado vayan a las urnas en noviembre no sólo decidirán si su estado vota por el candidato presidencial demócrata o republicano, sino también si legalizan el uso de la marihuana.

Las boletas electorales incluyen la pregunta sobre la legalización de la marihuana en las elecciones de noviembre. El presidente Barack Obama y su retador republicano Mitt Romney tienen la misma posición sobre la legalización del consumo de la hierba, ambos se oponen.

Sin embargo, Obama y Romney podrían tomar más en serio la legalización de la marihuana si la contienda en Colorado se torna más peliaguda.

Los defensores de la legalización afirman que los candidatos están equivocados en no tomar en cuenta la posible importancia del asunto sobre la marihuana en las boletas electorales de Colorado.

El presidente de la Organización Nacional para la Reforma de las leyes de la Marihuana, Lenny Frieling, afirman que los defensores del cannabis se mantienen activos y entusiastas, y que Obama podría desear ese entusiamo.