El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, envió hoy a la Asamblea Nacional (parlamento) un proyecto de ley para crear un canal en su país, que conectaría al océano Atlántico con el Pacífico.

El Gobierno, que calificó como el "gran proyecto estratégico para el desarrollo" la construcción de ese canal, espera que el Congreso, donde el oficialismo cuenta con mayoría, autorice la creación del "gran canal de Nicaragua" para atraer más inversiones, dijo a medios oficiales la primera dama y coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Rosario Murillo.

Según Murillo, la creación de un canal por Nicaragua "fue el sueño" del héroe nicaragüense Augusto C. Sandino, conocido como el "general de hombres libres", y también "de tantas generaciones de nicaragüenses, porque sabemos que ahí está el futuro".

La esposa de Ortega calificó este día como "histórico" por la presentación de ese proyecto para crear el "gran canal" y pidió, principalmente a las mujeres diputadas, sus votos a favor de esa iniciativa.

Rosario Murillo no precisó si es una propuesta de construcción de un canal seco (por carretera o ferrocarril), o de agua aprovechando el río San Juan y el Gran Lago de Nicaragua, o una combinación de ambas alternativas, como se ha planteado en ocasiones anteriores.

Ortega pidió el pasado 4 de febrero, en Caracas, el respaldo a los jefes de Estado de la Alianza Bolivariana para los pueblos de América (ALBA) para crear un canal interoceánico, tras reiterar su viabilidad económica.

El gobernante aseguró en esa ocasión que Nicaragua tiene estudios que aseguran que "aun ampliando el canal de Panamá, no hay capacidad para las demandas cada vez mayores que tiene Estados Unidos" y, por eso, quiere impulsar la construcción del canal.

"Tenemos estudios que queremos presentar al ALBA (...) porque consideramos que existe la viabilidad del canal por Nicaragua", dijo Ortega.

El mandatario dijo que le gustaría que el canal pudiera "contar con el respaldo y la participación, en primer lugar, de los países latinoamericanos y caribeños, de los países del ALBA, y por ahí, hay que buscar también inversión de países como China o Brasil".

Ortega aseguró que este canal debería generar largas colas de barcos, haciendo un paralelismo con "las famosas colas en Cuba".

Por otro lado, el líder sandinista destacó en agosto de 2011 en un foro de empresarios, en Managua, que el proyecto de "un canal seco" contaría con un plan paralelo de construcción de un ferrocarril de 510 kilómetros, que comenzaría en puerto de Corinto, en el Pacífico, seguiría por Managua y concluiría en Monkey Point, en el Caribe sur.