El ministro de Defensa Juan Carlos Pinzón afirmó el martes que se impartieron instrucciones a la Policía Nacional para que analice reportes sobre amenazas al ex presidente Alvaro Uribe y a un reconocido activista de izquierda.

Desde el fin de semana y hasta la víspera el ex presidente Uribe (2002-2010) y Carlos Lozano, director del semanario "Voz", del Partido Comunista colombiano, han dicho ante los medios y en mensajes de Twitter que sabían, por datos de las autoridades o de informantes, que narcos y ex paramilitares y nuevos grupos del crimen organizado planean atentados en su contra.

Como ni Uribe ni Lozano son dados a denunciar amenazas y viven en espectros políticos opuestos --el ex mandatario en la derecha y Lozano en la izquierda-- las denunciadas amenazas han llamado la atención.

"Al gobierno le preocupa cualquier amenaza contra cualquier ciudadano, no puede haber una tranquilidad...en el caso de que algún ciudadano este siendo amenazado. Así que daremos instrucciones a la policía para que se analice el caso del señor Lozano", dijo el ministro Pinzón en declaraciones divulgadas por su oficina en un correo electrónico.

Y en el caso del ex mandatario "cuenta con toda la voluntad, la capacidad y la decisión (oficial) para ofrecer la protección que sea necesaria", agregó el ministro.

Lozano es parte del programa de protección del Ministerio del Interior y cuenta con auto blindado, mientras que el ex presidente se moviliza en tres autos blindados con al menos una docena de agentes de seguridad.

Al ser consultado telefónicamente por la AP, Lozano dijo que aunque las amenazas, llegadas a él el lunes de boca de informantes, le preocupaban, no se iría del país.

Las atribuyó a la "ultraderecha" y aseguró que por los datos que había recibido era "un atentado que esta en marcha contra mí de (parte de) Los Urabeños (una banda narcoparamilitar). Tienen ya una banda de sicarios aquí en Bogotá", dijo Lozano.