Un funcionario de una dependencia ambiental de China pidió a las embajadas extranjeras que dejen de hacer sus propias publicaciones sobre la calidad del aire en China, en una clara referencia al Twitter que envía la embajada de Estados Unidos que hace un seguimiento de la alta contaminación en Beijing.

Wu Xiaoqing, viceministro del ambiente, dijo que las embajadas o consulados en China que publican información sobre la calidad del aire por su propia cuenta deberían dejar de hacerlo.

Wu hizo la exhortación el martes en una conferencia de prensa. Indicó que sólo el gobierno chino está autorizado a hacer un seguimiento de la calidad del aire y publicar esa información y advirtió que la información de otras fuentes no podría ser la correcta o rigurosa.

La embajada estadounidense hace una lectura cada hora sobre la calidad del aire de Beijing y la transmite por Twitter que tiene más de 19.000 seguidores.