La Casa Blanca confirmó el martes la muerte del número dos en la estructura de mando de al-Qaida, en lo que calificó de un "golpe tremendo" contra la red terrorista.

El vocero de la Casa Blanca, Jay Carney, se excusó de confirmar cómo murió Abu Yahya al-Libi. Un funcionario estadounidense dijo que murió en un ataque realizado por un avión no tripulado.

Carney dijo que al-Libi era un dirigente operativo y un "gerente general" de al-Qaida, con un grado de experiencia difícil de replicar. Aseguró que la red terrorista está más cerca que nunca de su desaparición definitiva.

El funcionario que habló bajo la condición del anonimato por tratarse de un asunto de inteligencia, dijo que ninguno de los jerarcas supervivientes de al-Qaida está al nivel del muerto en cuanto a conocimientos.

Al-Libi era considerado un líder carismático que escapó de una prisión estadounidense en Afganistán y ayudó a presidir la transformación de al-Qaida en un movimiento terrorista destinado a conquistar conversos en todo el mundo.

Es la baja más reciente entre una docena de comandantes liquidados en la guerra estadounidense clandestina contra al-Qaida desde que comandos especiales mataron a Osama bin Laden.

Al-Libi murió el lunes por la mañana. Funcionarios paquistaníes habían dicho previamente que ocho milicianos murieron en el ataque de un avión no tripulado en el pueblo paquistaní de Khassu Khel en la zona tribal de Waziristán del Norte.

Al-Libi, un héroe en los círculos milicianos por su fuga en el 2005 de una prisión militar estadounidense en Afganistán, fue elevado al segundo puesto en la jerarquía de al-Qaida cuando Ayman al-Zawahri reemplazó a bin Laden poco después que el líder terrorista fue muerto el 2 de mayo del 2011.

El programa de recompensas del Departamento de Estado había establecido una recompensa de un millón de dólares por las informaciones conducentes a al-Libi, que había filmado varios videos de propaganda exhortando a atacar blancos estadounidenses.

Milicianos y residentes dijeron a agentes paquistaníes que al-Libi estaba en la casa cuando fue atacada, dijeron funcionarios de inteligencia paquistaníes. Agregaron que la casa de ladrillos y barro fue destruida en el ataque.

Estados Unidos ha lanzado varios ataques similares recientemente — siete en menos de dos semanas_, algunos de los cuales parecían estar dirigidos contra al-Libi. El subjefe de al-Qaida parece haber resultado herido en uno de los ataques anteriores.

La Casa Blanca mantiene una lista de blancos terroristas para liquidar o capturar, recopilada por los militares y la CIA, y en última instancia aprobada por el presidente.