Un mexicano que hace una semana fue puesto bajo la custodia de las autoridades de inmigración en el sur de California, pero que se desplomó horas después, falleció en un hospital, dijeron las autoridades el martes.

Hace una semana, Juan Pablo Flores Segura, de 31 años, se desmayó en un centro de procesamiento del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) en el condado de San Bernardino, por lo que fue trasladado de urgencia a un hospital, informó el ICE.

Los funcionarios de inmigración dijeron que cuatro horas antes de ser trasladado a las instalaciones del ICE, Flores estaba en la cárcel de San Bernardino, a donde llegó el 22 de mayo como parte de una investigación por agresión.

Las autoridades dijeron que los médicos del hospital descubrieron que Flores sufrió una hemorragia cerebral. Se le declaró con muerte cerebral el jueves, pero se le mantuvo con vida hasta el lunes para que sus padres pudiesen ingresar al país y verlo.

No se ha determinado la causa oficial de su muerte.