Un tribunal federal de apelaciones se negó el martes a reconsiderar un fallo histórico de dos de sus mismos jueces que había derogado la prohibición de California de celebrar matrimonios entre personas del mismo sexo.

Los partidarios de la prohibición, conocida como Propuesta 8, solicitaron en febrero al tribunal de apelaciones que revisara la decisión en vez de apelar directamente ante la Corte Suprema.

Los oponentes al casamiento gay dijeron entonces que acudirían al tribunal superior si el tribunal de apelaciones se negaba a reconsiderar el caso. Tienen 90 días para hacerlo.

Las uniones entre personas del mismo sexo fueron legales durante un breve período en California hasta que los votantes aprobaron la Propuesta 8 en noviembre de 2008. Debido al proceso legal en curso, es improbable que la práctica se reanude en el estado pronto.

El tribunal dijo que la mayoría de sus 26 jueces activos votó por no volver sobre el fallo que por 2-1 votos declaró inconstitucional la prohibición aprobada por los votantes por considerar que violaba los derechos de homosexuales y lesbianas en California.

El tribunal del Noveno Circuito no accede a menudo a reconsiderar casos. Las reglas del tribunal federal reservan la práctica para las apelaciones que involucran "una cuestión de importancia excepcional" o si la decisión original parece en conflicto con los precedentes de la Corte Suprema o del Noveno Circuito.

Después que los votantes aprobaron la Propuesta 8, dos parejas no casadas interpusieron una demanda para revocar la prohibición en mayo del 2009, demanda que dio lugar el año siguiente al primer juicio federal para examinar si los estados pueden prohibir a los homosexuales casarse sin violar la garantía constitucional de igualdad. El juez Vaugh Walker dio la razón a las parejas.

Los patrocinadores de la prohibición apelaron, y el panel dividido del Noveno Circuito afirmó la conclusión de Walker de que la Propuesta 8 violaba dichos derechos civiles. Pero en vez de concluir que toda prohibición al matrimonio homosexual fuese inconstitucional, limitó su decisión a California por considerar que la Propuesta 8 había retirado de manera impropia un derecho existente.