El dominicano Pedro Borbón, quien lanzó 10 años para los Rojos de Cincinnati y ayudó al equipo a conquistar la Serie Mundial en dos temporadas consecutivas, murió el lunes de cáncer. Tenía 65 años.

Borbón convalecía en su casa en Pharr, Texas, dijo a la AP su hijo Pedro en una entrevista telefónica. Borbón pidió ser cremado sin un servicio fúnebre, señaló su hijo.

Borbón fue una pieza crucial en el bullpen de Cincinnati que ganó el campeonato en las temporadas de 1975-76. El derecho ganó 13 partidos en esas dos campañas, y también lanzó por los Angelinos, Gigantes y Cardenales.

En 2010, el dominicano se convirtió en el tercer relevista en ser exaltado al Salón de la Fama de los Rojos.

"Lo que más orgullo le daba eran los campeonatos de la Serie Mundial", comentó su hijo. "Hablaba de eso a menudo. También estaba orgulloso porque nunca se lastimó el brazo. Podía lanzar casi todos los días".

Borbón lanzó en más partidos que cualquier otro pitcher de la Liga Nacional entre 1970-78. Tiene el récord del equipo con 531 salidas, y lanzó en 20 partidos de playoffs en su carrera, con efectividad de 2.55.

"Toda la organización está muy triste por la pérdida de otro miembro de nuestra familia", señaló el dueño de los Rojos, Bob Castellini.

Borbón regresó al diamante en 1995, a los 48 años, como un jugador de reemplazo durante la disputa laboral de Grandes Ligas. El derecho se integró a los Rojos en la pretemporada en Florida y enfrentó a dos bateadores, y abanicó al único bateador que encaró en un partido de exhibición contra los Piratas en Bradenton.

Los Rojos lo dieron de baja después que enfrentó a un bateador en otro partido contra los Indios, se cayó al tratar de fildear un toque y cometió un error al lanzar a primera base.

Otro hijo de Borbón, Pedro Jr., lanzó nueve temporadas en las mayores.