El tribunal penal de Trípoli comenzó hoy el proceso contra Abu Zid Amr Durda, jefe de los servicios de inteligencia exterior durante el régimen de Muamar al Gadafi, en el primer juicio contra un alto dirigente del antiguo régimen.

Tras la apertura de la sesión, el juez ha presentado los seis cargos que se le imputan a Durda, entre los que enumeró el supuesto empleo de su cuerpo de seguridad para el asesinato de ciudadanos, el intento de sembrar la discordia y de desestabilizar la unidad del país y el secuestro.

El acusado negó ante el magistrado todas las acusaciones y aseguró que era la primera vez que las escuchaba. En este sentido, indicó que durante los interrogatorios no fue informado en ningún momento de los cargos que se le imputaban.

El abogado de Durda, Daw al Mansuri Aun solicitó un aplazamiento del juicio por un mes con el objetivo de estudiar el expediente de su defendido para preparar su defensa en las mejores condiciones, según sus palabras.

A pesar de que el representante de la fiscalía se mostró contrario a la propuesta de Al Mansuri, el juez fijó la próxima sesión para el próximo 26 de junio.

Amr Durda ocupó durante la era Gadafi varios puestos de responsabilidad, entre ellos el de primer ministro en los primeros años de la década de los 90.

Durda, a quien Gadafi encargó poco después del estallido de la revuelta popular el 17 de febrero de 2011, que negociara con los rebeldes, fue capturado antes del fin de la revolución, cuando intentaba huir.