El equipo legal de un vigilante voluntario de EE.UU. acusado de la muerte del adolescente negro Trayvon Martin decidió hoy aplazar la presentación de una moción para solicitar de nuevo su libertad bajo fianza.

Mark O'Mara, abogado George Zimmerman, informó la decisión en un blog sobre el caso del vigilante, quien afronta un cargo de asesinato en segundo grado por la muerte de Martin ocurrida el pasado 26 de febrero, en Sanford, en el estado de Florida.

"El equipo de la defensa legal del señor Zimmerman ha decidido postergar la presentación de una moción para fianza. Una vista judicial no será programada durante un par de semanas y nosotros presentaremos el recurso con mucha antelación a la fecha de la audiencia", indicó el letrado en el sitio en Internet.

Según fuentes del tribunal donde se ventila el caso, el juez Kenneth Lester estaré ausente y debido a ello no se programarán vistas judiciales durante el tiempo que dure la ausencia del magistrado.

Lester revocó el pasado viernes la libertad bajo fianza a Zimmerman, después de que la Fiscalía estatal presentó una moción al juez en la que aseveró que el acusado mintió sobre sus finanzas personales en una audiencia de fianza, en abril pasado.

Zimmerman había recaudado unos 135.000 dólares para su defensa a través de una página de Internet que él creó.

"El acusado engañó intencionadamente al tribunal con la ayuda de su esposa", dijo la Fiscalía en la moción y agregó que durante el tiempo que Zimmerman estuvo detenido, él y su esposa "hablaron por teléfono en clave (con un código) para esconder lo que estaban haciendo".

El vigilante, de 28 años, regresó a la cárcel el domingo al cumplirse el plazo otorgado por el juez para que se entregara voluntariamente, tras anularle la fianza.

O'Mara dijo el lunes que su cliente falló en mencionar en la audiencia de abril el dinero que recaudó para su defensa por "temor" y "confusión".

"Creemos que el fallo en revelar esos fondos fue causado por temor, duda y confusión", dijo el letrado también en el blog del equipo legal que planea destacar en la próxima audiencia que Zimmerman ha cooperado con las autoridades en el caso.

La muerte de Martin sucedió en febrero pasado cuando regresaba a la casa de la pareja de su padre, en Sanford, tras comprar unos caramelos y un té frío, y caminaba con la capucha de su suéter puesta, lo que hizo que Zimmerman sospechara de él.

El vigilante, nacido de EE.UU. y de madre peruana, alegó que se vio obligado a disparar al adolescente desarmado en defensa propia porque éste lo atacó.

El caso generó protestas de la comunidad negra a nivel nacional que consideró que Zimmerman actuó movido por prejuicios raciales.