Al menos 22 estudiantes de un instituto público de Guatemala resultaron con heridas leves o intoxicados hoy al ser repelidos con gases por la Policía cuando manifestaban en contra de unos cambios al sistema de estudios de la carrera de docencia, en una transitada vía del oeste de la capital.

Un portavoz de los Bomberos Voluntarios dijo a los periodistas que "siete estudiantes fueron trasladados al hospital General con síntomas de intoxicación" y heridas leves, mientras que quince más afectados por los gases lacrimógenos fueron atendidos en el interior del Instituto Rafael Aqueche (público).

Los cuerpos de socorro también reportaron que tres agentes antidisturbios de la Policía Nacional Civil sufrieron heridas leves al ser impactados por las piedras y botellas de vidrio que les lanzaron los estudiantes.

Por órdenes del ministro guatemalteco del Interior, Mauricio López Bonilla, las fuerzas de seguridad lanzaron gases lacrimógenos contra unos 200 estudiantes que esta mañana bloqueaban el paso del anillo periférico, una transitada calzada de ingreso y salida al centro histórico de la capital.

Los estudiantes protestaban la decisión del Ministerio de Educación de reformar el programa de estudios para la carrera de magisterio (docencia) con el objetivo de modernizar el sistema educativo del país.

López Bonilla, quien llegó al lugar de los incidentes, dijo a los periodistas que "no se tolerarán más bloqueos de ningún tipo" porque "todo mundo esta harto de que no se respete la ley", y aseguró que quienes promuevan protestas de ese tipo serán detenidos.

Tras el enfrentamiento con las fuerzas de seguridad, los estudiantes se refugiaron en las instalaciones del centro educativo, en donde fueron atendidos por los socorristas.

El Ministerio de Educación estableció desde hace dos semanas una mesa de trabajo para informar a los estudiantes, maestros y padres de familia sobre los cambios que harán a los programas de estudio, pero los alumnos se retiraron de la misma por considerar que se les quiere imponer la decisión.