Tres soldados armenios murieron hoy en un ataque perpetrado presuntamente por las fuerzas de Azerbaiyán en la zona fronteriza entre ambos países caucasianos enfrentados por la soberanía del enclave de Nagorno Karabaj.

"La parte azerbaiyana violó de nuevo el alto el fuego de la forma más burda al intentar infiltrarse en las posiciones armenias cerca de las localidades de Berdaván y Chinari en la región de Tavush (noreste de Armenia)", dijo hoy a Efe un portavoz del Ministerio de Defensa de Armenia.

Las tropas fronterizas armenias se vieron obligadas a abrir fuego en respuesta a lo que calificaron de "sabotaje" tras lo cual los agresores retrocedieron.

Los soldados que perecieron en el ataque ocurrido en la madrugada son Grach Sargsián, Zograb Balabekián y Karén Davtián, mientras aún no se ha especificado el número de heridos que también se registraron en el combate.

La disputa entre Bakú y Ereván se remonta a los tiempos de la Unión Soviética, cuando la población mayoritariamente armenia de Karabaj pidió la incorporación de ese territorio azerbaiyano a Armenia, tras lo cual estalló una cruenta guerra (1991-94), que se cobró, según distintas fuentes, unos 25.000 muertos.

El conflicto armado, la primera guerra entre dos antiguas repúblicas soviéticas, concluyó con la expulsión de los azerbaiyanos del enclave y la ocupación de una vasta zona de Azerbaiyán, que permitió unir el enclave a Armenia.

La ONU condenó en 1993 en cuatro resoluciones diferentes la ocupación del enclave por las tropas armenias y demandó su retirada inmediata.

Aunque se declara partidario de una solución negociada, Azerbaiyán ha declarado en numerosas oportunidades que si no hay avances en el arreglo del conflicto se verá obligado a recurrir a la fuerza militar para liberar los territorios ocupados.