En una carta que revela el grado increíble de corrupción en el gobierno sursudanés, el presidente Salva Kiir pidió a más de 75 altos funcionarios, pasados y en funciones, que regresen unos 4.000 millones de dólares de dinero robado al país.

El presidente prometió amnistía para los funcionarios que regresen el dinero robado.

La carta está fechada el 3 de mayo y The Associated Press consiguió una copia el fin de semana. El ministro de Información, Barnaba Marial Benjamin, confirmó el lunes la autenticidad de la carta.

El presidente escribió que los ciudadanos de Sudán del Sur y la comunidad internacional estaban "alarmados" por los altos niveles de corrupción en el país africano. "La credibilidad de nuestro gobierno está en juego", agregó.