El próximo secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), el venezolano Alí Rodríguez, dijo hoy que su gestión al frente de ese organismo se centrará en la lucha contra la pobreza y la preservación del medio ambiente.

"Existen unos 280 millones de pobres (en América Latina) y decenas de millones que no tienen qué comer en todo el día", dijo Rodríguez a periodistas tras una audiencia con el presidente paraguayo, Fernando Lugo, cuyo país ejerce la presidencia temporal del organismo de integración.

En declaraciones que recoge la agencia oficial IP Paraguay, el exministro de Energía y Minas de Hugo Chávez consideró que la región puede aprovechar los beneficios de la explotación de sus recursos naturales para sacar de la pobreza a millones de latinoamericanos.

Rodríguez, que reemplazará a la colombiana María Emma Mejía en un acto que se llevará a cabo el próximo día 11 en Bogotá, fue recibido por el gobernante paraguayo en una audiencia privada que tuvo lugar en el Palacio de López (sede del Gobierno).

Mejía destacó a Efe el viernes pasado en Quito que la Unasur este año se ha transformado "en un ente que está para quedarse, que no es un ejercicio más de un intento fallido de integración, sino que hay un compromiso ya que va más allá de una voluntad política y que queda establecido legalmente".

La Unasur, integrada por Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Chile, Ecuador, Guyana, Paraguay, Perú, Surinam, Uruguay y Venezuela, fue creada en mayo de 2008, pero cuenta con existencia jurídica desde marzo de 2011, luego de que los Legislativos de 9 de los 12 países la ratificaron.