El presidente ruso, Vladímir Putin, señaló hoy que "una auténtica cooperación es imposible" entre la Unión Europea (UE) y Rusia mientras exista el régimen de visados entre ambas potencias.

"La auténtica cooperación es imposible mientras existen barreras de visados para los ciudadanos de nuestros países", apuntó el presidente ruso en la apertura de la reunión de trabajo con motivo de la cumbre UE-Rusia que se celebra hoy en la ciudad rusa de San Petersburgo.

El presidente ruso puso como ejemplo su visita a la Unión de la semana pasada, cuando los periodistas que le acompañaban obtuvieron un visado de 24 horas.

"El visado expiró cuando iba a empezar la rueda de prensa. ¿Y qué tenían que hacer, levantarse e irse?", se preguntó Putin, citado por Interfax.

El régimen de visados entre los Veintisiete y Rusia será uno de los temas prioritarios para Moscú a tratar en la cumbre, la primera en la que Putin ejerce de anfitrión desde que fuera elegido en marzo jefe de Estado.

Otra cuestión que preocupa a Rusia y que está en la agenda de la cumbre es la cooperación en materia energética.

Putin manifestó que el tramo marítimo del segundo ramal del gasoducto Nord Stream, que une Rusia y Alemania por el fondo del mar Báltico, "está prácticamente concluido".

El líder ruso también se refirió al inicio de las obras del gasoducto South Stream, otro gran proyecto ruso para unir Rusia con los países del sur y centro de Europa sin pasar por Ucrania, previsto para finales de este año y que concluirá, según Putin, en un plazo de "año y medio o dos años".

Los líderes de la UE y de Rusia hablarán también de la situación económica de la zona euro.

"Rusia tiene interés en una Unión Europea fuerte", dijo Putin al respecto.

El líder del Kremlin recordó que prácticamente la mitad del intercambio comercial de la Federación Rusa es con la UE, por lo que la estabilidad económica del que es su principal socio comercial es de vital importancia para Rusia.

"Hace dos años (el intercambio comercial) era algo más del 50 %, y hoy es del 48-49 %, pero eso es más de 350.000 millones de dólares", subrayó Putin.

Por su parte, el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, resaltó la importancia de una cumbre que prácticamente abre la agenda internacional para el nuevo jefe de Estado y el nuevo Gobierno rusos.

"Rusia no es solo el vecino más grande, sino uno de los socios económicos más importantes (para la UE)", destacó Durao Barroso, según Interfax.