Los jugadores de Chile recibirán un tratamiento especial para medir su tolerancia a la humedad y el calor en su partido del próximo sábado frente a Venezuela, a disputarse en Puerto La Cruz, en el marco de las eliminatorias sudamericanas del Mundial de Brasil 2014.

Así lo confirmó hoy Luis Maya, uno de los médicos de la Roja, cuyos integrantes también recibieron una preparación especial para soportar la altitud de La Paz, donde el pasado sábado superaron a Bolivia por 0-2, en la quinta jornada de las eliminatorias.

"Compramos equipos que miden características de la orina, para determinar el estado de hidratación de los jugadores, que es una variable muy importante para este encuentro", explicó Maya a los periodistas.

De este modo, prosiguió, se podrá medir con exactitud el nivel de hidratación de los jugadores y determinar qué les puede faltar en determinado momento.

"Cuando uno transpira no sólo pierde agua, sino también electrolitos y como hay formas de medirlos con certeza se puede ir haciendo una hidratación más específica", dijo Maya, que añadió que en Puerto La Cruz las temperaturas oscilan entre 20 y 31 grados en el año, pero la humedad es inestable.

Según Maya, por la hora fijada para el partido (22.35 GMT), se espera una temperatura soportable, pero también una humedad alta, que podría llegar al 65%, por lo que es un factor a tener muy en cuenta.

Maya indicó que el partido con Bolivia no dejó lesionados en la Roja, sólo algunos contusos, aunque todos serán evaluados nuevamente en la tarde de este lunes.

La plantilla chilena llegó a Santiago, tras el partido en La Paz, en la madrugada de este domingo y el técnico Claudio Borghi liberó a los jugadores hasta las 20.00 GMT de hoy, cuando se concentrarán para preparar el partido con Venezuela, sobre el que hay consenso de que será mucho más complicado que el anterior.

El buen partido que Venezuela jugó en Montevideo ante Uruguay (1-1) y la derrota que le infligieron a Chile en la Copa América del año pasado (2-1), son muestras de lo que ha crecido como equipo.

Según la estadística histórica, Chile y Venezuela han jugado 22 veces, con quince victorias chilenas, cinco empates y sólo dos triunfos venezolanos, ninguno de ellos en tierras llaneras.

En las eliminatorias del Mundial de Sudáfrica 2010, Chile ganó a domicilio a Venezuela por 2-3, con un gol de último minuto, anotado por Humberto Suazo, que casi con seguridad estará nuevamente al frente de la ofensiva chilena el próximo sábado.