Los acreedores extranjeros de Portugal le entregarán otro lote de su paquete de rescate por 96.000 millones de dólares (78.000 millones de euros), luego de concluir que el gobierno está apegándose a las condiciones del préstamo, dijeron el lunes el ministro de Finanzas y los acreedores.

Sin embargo, el impacto de las medidas de austeridad exigidas bajo el acuerdo de rescate y la continua fragilidad económica de Portugal han obligado al gobierno a emitir pronósticos más desalentadores en torno a la deuda y el crecimiento.

La deuda pública aumentará a 118% del Producto Interno Bruto en 2013, pronosticó el ministro de Finanzas, Vitor Gaspar, un aumento de tres puntos porcentuales frente al calculado anteriormente.

El funcionario dijo que el incremento en el pronóstico se debe a una menor expectativa sobre el crecimiento del PIB el año próximo, que ahora se espera será de sólo 0,2% en lugar del 0,6%.

Portugal ya se encuentra en su tercera recesión en cuatro años y el gobierno espera una contracción del 3,1% en 2012. Mientras tanto, el desempleo ha aumentado a un nivel récord del 15,2% y el gobierno espera que llegue al 16% el año próximo.

Gaspar dijo que el elevado número de desocupados también drenará los recursos de la seguridad social, al tiempo que los ingresos por recaudación fiscal disminuirán debido al menor consumo interno.

Portugal requirió un salvavidas financiero hace un año después que una década de débil crecimiento y creciente deuda atemorizaron a los inversionistas, quienes comenzaron a cobrarle tasas onerosas a cambio de crédito. Grecia e Irlanda, otros países de la eurozona, ya habían requerido un rescate antes.

El país se ha apegado a su programa de medidas de austeridad, caracterizado por recortes salariales, aumentos de impuestos y amplias reformas económicas a pesar de la recesión y el rechazo sindical a una pérdida en los derechos laborales, entre ellos una nueva ley que facilita y abarata el contratar y despedir trabajadores.

"Hemos cumplido con todos los criterios cuantitativos y con las metas estructurales", dijo Gaspar a reporteros.

Portugal recibirá 4.100 millones de euros tras aprobar su cuarta revisión trimestral por parte de inspectores extranjeros, informó el funcionario, a las cuales tiene que someterse antes de poder recibir el dinero. Hasta ahora el país ha recibido aproximadamente el 75% de los fondos de rescate prometidos.

Los acreedores — el Banco Central Europeo, la Comisión Europea y el Fondo Monetario Internacional — dijeron que Portugal "está haciendo avances satisfactorios" en la implementación del programa de rescate.