Tres soldados turcos han muerto por la explosión de una mina cuando trataban de localizar a un turista británico secuestrado el sábado por la guerrilla kurda del PKK en una zona rural del sureste de Turquía y al que los milicianos ya han liberado, informaron hoy los medios turcos.

El británico James Masami Miyakazi-Ross fue secuestrado en un reten ilegal del PKK cuando viajaba en un autobús en la región de Yaylatepe-Adali, y fue liberado el domingo por la noche cerca de una localidad de la provincia de Diyarbakir, informó hoy la agencia pública Anadolu.

Al mismo tiempo, en una operación desplegada por las tropas turcas para tratar de hallar al secuestrado el domingo, tres soldados murieron al pisar una mina en una zona rural de la misma provincia, según confirmaron hoy fuentes oficiales recogidas por la agencia de noticias Dogan.

En otro incidente un soldado ha resultado hoy herido leve por la explosión de una mina al paso de un vehículo militar en una zona de la provincia suroriental de Hakkari.

Los secuestros por parte del PKK se han incrementado en el último mes, si bien las víctimas siempre han sido liberadas al cabo de pocos días, con excepción de un político local del partido gubernamental AKP, que sigue en cautiverio.

El PKK, considerado como un grupo terrorista por la Unión Europea y Estados Unidos, se levantó en armas en 1984 contra el Estado turco para reclamar más autonomía para los 12 millones de kurdos que viven en el país eurasiático.

Desde entonces, se calcula que unas 45.000 personas han muerto en los enfrentamientos entre los militantes kurdos y las fuerzas de seguridad.