Bajo el nombre de Liga MX, el próximo 20 de julio arrancará el torneo Apertura 2012 y paralelamente se jugará un campeonato de Copa entre equipos de primera y segunda división, anunció el lunes Decio De María, quien es el nuevo presidente del organismo.

Hasta ahora, los dos torneos anuales dependían de la Federación Mexicana de Fútbol (FMF), que es presidida por Justino Compeán, pero ahora la liga se independizó buscando varios objetivos, entre ellos mejorar el nivel de la competición, de comercialización, además de la creación de nuevos protocolos de seguridad y de atención a los medios de comunicación.

"Queremos hacer más atractivo el fútbol y coadyuvar con la FMF para mejorar el arbitraje, fortalecer la economía de los clubes, participar proactivamente en el desarrollo social de nuestro país y ser más atractivos ante el aficionado y el televidente", dijo De María en rueda de prensa.

De acuerdo al dirigente, el nombre de Liga MX es porque la terminación "identifica a los mexicanos y es muy claro que en cualquier parte del mundo se reconoce".

"Es algo moderno porque hoy las comunicaciones siempre terminan en MX y deja claramente identificada como la liga de México", agregó.

El dirigente reconoció que pensaron en modificar los dos torneos cortos y hacer uno largo pero finalmente la medida fue descartada porque no es viable en este momento.

De María también anunció cambios de dirigentes en las comisiones de arbitraje, que ahora será presidida por Rafael Mancilla, en la disciplinaria, que será comandada por Eugenio Rivas, y en la de conciliación y controversias, que ahora tendrá al frente a Víctor Garza.

De María dijo que entre los cambios que se notarán está una revisión en todos los estadios para tratar de mejorar el nivel.

El torneo de Copa, que se jugó en México desde 1907 y se suspendió en 1997, regresa a partir del próximo 24 de julio con la participación de 28 equipos, 14 de primera y 14 de segunda, que fueron colocados en siete grupos.

"Queremos fomentar la competencia leal entre los afiliados, queremos que la familia fuera de la cancha respete la competencia leal, queremos mejorar, lo hemos englobado en una visión de ser una liga profesional con nivel de excelencia, con estructuras administrativas sólidas, con estructuras físicas, estadios seguros y cómodos y una afición creciente", añadió De María.

El directivo dijo que con las medidas que aplicarán se espera que en 2015 se pueda tener una asistencia promedio de 50%, con estadios seguros y servicios de primer nivel, con un código de ética y un comportamiento que mejore la percepción actual.