Los rivales podrían haber encontrado la forma de contrarrestar el juego que tanto éxito le dio a España en los últimos tiempos.

La sufrida victoria 1-0 ante China en su último partido de preparación para el Campeonato Europeo podría ser un indicio de ello: los españoles dominaron con su juego de toques y complejas combinaciones, pero carecieron de contundencia y sintieron las ausencias de David Villa y Carles Puyol, ambos lesionados.

La defensa pasó por muchos apuros y tuvo suerte de no encajar un gol, en tanto que el atildado juego de los volantes puede resultar inofensivo si no hay quien aproveche las numerosas acciones de peligro frente al arco. Fernando Torres y Alvaro Negredo fallaron mucho frente a los tres palos y eso podría resultar costoso ante un equipo como Italia, primer rival de España en la Eurocopa.

El ingreso de Andrés Iniesta en el complemento inclinó la balanza a favor de los españoles ante un equipo chino que en teoría no debía ofrecer muchas complicaciones. Un encuentro entre Iniesta y David Silva reportó el único tanto y esos dos jugadores se complementaron bien, mientras que Xavi Hernández, Sergio Busquets y Xabi Alonso habían tenido problemas para encontrar agujeros en la férrea defensa china.

"Estamos bien preparados, pero los rivales también están preparados para hacernos frente y todo se hace más difícil", declaró Vicente del Bosque, quien dirigió su partido número 55 y es el técnico de España que más tiempo ha durado en el cargo. Del Bosque compartía ese honor con Luis Aragonés, que la dirigió en 54 ocasiones.

"Andrés hace que todo resulte más fácil", declaró Silva.

El mediocampo de España está lleno de talento e incluye también a Juan Mata y Santi Cazorla, pero el retorno de Cesc Fábregas tras sufrir una lesión en la corva es vital si Xavi no está en su mejor forma luego de una temporada en la que un problema pantorrilla lo tuvo a maltraer. La situación en el ataque, por otro lado, no está definida y Torres, Negredo y Fernando Llorente siguen peleando la plaza de definidor.

"El debate acerca de quien será el 9 titular seguirá hasta que termine la Eurocopa", pronosticó Negredo, quien desperdició dos jugadas de gol.

Los paralelos entre España y Barcelona, que aporta una cantidad de jugadores, son obvios, y también las tácticas que adoptan los rivales para contrarrestar su juego.

Los contrincantes que acumulan gente en la defensa y apuestan al contragolpe complican tanto al Barcelona como a España, que siente la ausencia de un hombre desequilibrante como Lionel Messi, el argentino que es pieza vital del Barsa.

Es previsible que tanto Italia como los otros rivales de España en el Grupo C --Irlanda y Croacia-- jueguen a la defensiva.

"España cree en sus cualidades, confía plenamente en su estilo de juego", declaró el técnico de China, el español José Antonio Camacho, quien en el pasado dirigió a España. "Todos los equipos tratarán de jugarle como lo hicimos nosotros: defendiendo y buscando contragolpear".

Del Bosque dijo que a su equipo le faltaron ganas y cometió muchas torpezas ante China, que no anotó porque el arquero Iker Casillas tuvo una gran tarde.

Ausente Puyol, por otro lado, Del Bosque tiene que decidir si Gerard Piqué o Raúl Albiol acompañan a Sergio Ramos en el centro de la defensa.

___

Paul Logothetis está en Twitter como www.twitter.com/PaulLogoAP