La OTAN confirmó hoy que ha alcanzado acuerdos con Kazajistán, Uzbekistán y Kirguizistán para poder usar su territorio en la retirada de tropas y equipos militares desde Afganistán.

El secretario general de la Alianza Atlántica, Anders Fogh Rasmussen, explicó que esos pactos proporcionarán a la organización "un abanico de nuevas opciones y la robusta red de transporte" que necesita.

Los acuerdos, señaló Rasmussen en rueda de prensa, son para el "tránsito inverso", es decir, para la salida de materiales de Afganistán.

De aquí a finales de 2014, la OTAN tiene previsto retirar el grueso de sus unidades militares de Afganistán, donde a partir de 2015 seguirá con una misión mucho más reducida y limitada a tareas de formación de las fuerzas locales.

La firma de estos acuerdos se produce mientras la Alianza sigue tratando de que Pakistán acceda a reabrir sus rutas de tránsito hacia Afganistán, cerradas tras la muerte de 24 soldados de un puesto fronterizo con Afganistán en un ataque por error de militares estadounidenses en noviembre del año pasado.

"Seguimos teniendo un problema sin resolver (con Pakistán) en lo referente a las rutas de tránsito. Yo todavía confío en ver una solución al problema en un futuro a corto plazo", indicó hoy Rasmussen.

El secretario general de la OTAN declinó comentar "detalles" de las negociaciones con el Gobierno paquistaní, pero recordó que su presidente, Asif Ali Zardari, confirmó durante la reciente cumbre aliada de Chicago su "clara intención" de buscar "soluciones".