La CE negó hoy que exista ningún plan secreto para salvar el euro como informaron algunos medios este fin de semana, y explicó que el método sobre el que se trabaja para profundizar la unión monetaria ya estaba en la agenda desde la cena informal de líderes de la UE el pasado 23 de mayo.

"No hay ningún plan secreto para la reconstrucción del euro o de salvamento del euro ni nada por el estilo", aseguró la portavoz comunitaria Pia Ahrekilde en la rueda de prensa diaria de la Comisión Europea (CE).

"No hay ningún plan maestro secreto", agregó.

La portavoz recordó que los trabajos en curso forman parte del encargo que los líderes de la Unión Europea (UE) hicieron en su último encuentro informal a los presidentes del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy; del Banco Central Europeo, Mario Draghi; y de la propia CE, José Manuel Durao Barroso.

Asimismo aclaró que la labor de estos tres dirigentes comunitarios implica encontrar un "método de trabajo" que permita identificar las áreas prioritarias sobre las que conviene intensificar mediante un "calendario" los trabajos para profundizar en la unión monetaria y poder reforzar aún más la gobernanza económica.

El Ejecutivo comunitario insiste en que su defensa de una unión monetaria reforzada viene de lejos y que en efecto "se necesita más para reforzar la confianza y reconstruir el crecimiento para el futuro y ese es el objetivo de todo este trabajo".

Está previsto que los tres líderes citados preparen un informe al respecto que presentarán a los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea (UE) en la cumbre de los próximos días 28 y 29 de junio, aunque de momento no existe un calendario predeterminado de encuentro para su elaboración, indicó la portavoz.

Ahrekilde precisó también que este informe será una de las cuestiones que Barroso tratará esta misma noche en Berlín con la canciller alemana, Angela Merkel, en una cena de trabajo, en la que prepararán el Consejo Europeo de finales de mes.