El comisario europeo de Empleo y Asuntos Sociales, Laszlo Andor, pidió hoy a los Estados miembros que tomen medidas para "explotar el potencial" de la "economía verde" y facilitar así la creación de unos 5 millones de nuevos puestos de trabajo en toda la UE para 2020.

Andor se pronunció así al presentar un informe de la Organización Europea para la Cooperación y el Desarrollo (OECD) sobre "El impacto en el empleo de la transición hacia una economía baja en carbono y eficiente", que señala las "nuevas oportunidades" laborales que puede generar dicha evolución, pero también ciertos "riesgos".

Según dijo el comisario en una rueda de prensa, la "economía verde podría suponer una revolución similar a la de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC)".

El desarrollo del sector de las energías renovables puede generar 3 millones de puestos de trabajo para 2020 en toda la UE, mientras que la aplicación de las medidas de eficiencia energética acordadas por los Veintisiete podría "crear o conservar" otros 2 millones de empleo "verdes", señaló Andor.

"Urgimos a los países y a los agentes sociales a explotar este potencial", dijo el comisario, quien en concreto pidió la aplicación de "medidas apropiadas en los sistemas educativos y en los mercados laborales, para facilitar la transición y maximizar los beneficios para los trabajadores del 'crecimiento verde".

El informe presentado hoy pide a los Gobiernos que apoyen la "eco-innovación" y la difusión de "tecnologías verdes", promoviendo las materias relacionadas con estos campos en los sistemas educativos y de formación profesional, y facilitando las iniciativas de investigación e innovación.

Con vistas a reducir los costes laborales y favorecer la contratación, sugiere sustituir los impuestos sobre la mano de obra por figuras fiscales como las tasas de protección medioambiental.

El documento prevé "un cambio en la composición sectorial del empleo" durante la próxima década, con un descenso "significativo" de los puestos de trabajo en el sector de las energías fósiles y un "marcado aumento" en el de las renovables.

No obstante, el impacto general en el mercado de trabajo será "modesto", ya que dichos sectores sólo suponen una pequeña parte del empleo total, según la OECD.

Las industrias más contaminantes significan aproximadamente el 14 % de la media del empleo en los países de la OECD, aunque este porcentaje varía ampliamente entre los Estados miembros, desde el 11 % en el caso de Dinamarca (el país con el menor porcentaje) hasta el 27 % de Polonia.

La posible destrucción de puestos de trabajo en el sector provocaría que los desempleados se enfrenten a "costes de ajuste superiores a la media", ya que muchos de ellos son "empleados con un nivel relativamente bajo de formación y poca movilidad".

En el caso de España, el informe recoge la creación prevista de un millón de puestos de trabajo "verdes" hasta 2020, la mayoría de ellos en los sectores de la construcción y el transporte "sostenibles", según los cálculos del Gobierno.

Además, el informe señala que en este país habrá a medio plazo una carencia de "especialistas en la gestión de residuos peligrosos", una profesión cualificada cuya demanda está previsto que aumente.