Revelaciones. Historia del fotolibro en Latinoamérica" desvela la importante aportación de América Latina a este género, mezcla de literatura y fotografía, a través de ciento cincuenta fotolibros que narran, página a página, la evolución de los once países de los que proceden.

La exposición, que se puede ver en la galería de arte Ivorypress en Madrid dentro del Festival Off de PhotoEspaña, cuenta con un montaje innovador, según cuenta a Efe su comisario, Horacio Fernández, al combinar las tradicionales imágenes enmarcadas con distintos formatos de muestra de los fotolibros.

Así, además de las decenas de ejemplares originales de fotolibros representativos editados en Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Cuba, Ecuador, México, Nicaragua, Perú y Venezuela, la muestra incluye ejemplares de libros abiertos por distintas páginas, copias de época y contemporáneas, vídeos de libros, maquetas, apuntes y otros estudios de diseño gráfico.

Además, la exposición, que permanecerá hasta 14 de julio en Madrid antes de viajar a Nueva York y Brasil, incluye una retícula fotográfica de gran formato y despieces completos de publicaciones.

"América antes de América", "Historia y propaganda", "Fotografía urbana", "Ensayos fotográficos", "Fotolibros de artista", "Fotografía y literatura" y "Fotolibros contemporáneos" son las secciones temáticas en las que se han dividido los fotolibros, en un gran espacio diáfano que realza la calidad de la exposición.

A pesar de tratarse de auténticas "obras de arte" del género, el historiador de arte y comisario de la muestra Horacio Fernández asegura que estas piezas "apenas habían tenido difusión pública" hasta el momento, por lo que la muestra pretende ser un homenaje a las mismas y sus autores.

Para sacarlas a la luz, Fernández realizó durante cuatro años una ardua labor en bibliotecas públicas y privadas, tiendas de segunda mano, bases de datos bibliográficos y archivos a ambos lados del Atlántico que dio como fruto la publicación en 2011 de "El fotolibro latinoamericano", volumen en el que está basada la exposición.

Entre las obras destaca "Amazonia" de Claudia Andújar, en la que la fotógrafa muestra la vida de los indios "Yanomami" para defender sus costumbres y tradiciones y denunciar su práctica extinción al entrar en contacto con la civilización.

Eduardo Terrazas, Arnaldo Coen, Claudio Perna, Gretta o Bárbara Brändli son otros de los artistas latinoamericanos incluidos en la muestra, así como el chileno Luis Weinstein, recién aterrizado en Madrid, para ver el resultado de la exposición, en la que participa con el proyecto editorial "Ediciones económicas de fotografía chilena", de apenas tres publicaciones.

Paolo Gasparini invita en "Retromundo" (1986) a reflexionar sobre la virtualidad que habita en el conocido como primer mundo (Europa y EEUU) frente a la dura realidad del considerado tercer mundo (América Latina), mientras que Iván Cañas ironiza en "El cubano se ofrece" sobre la realidad de Cuba en los años 60-70.

La nota de color de la muestra, mayoritariamente en blanco y negro, la pone Cssio Vasconcellos con sus "Nocturnos Sao Paulo", en las que juega con una intensa gama cromática para captar imágenes nocturnas de la ciudad.

"Revelaciones" muestra, desde 1920 hasta nuestros días, la cada vez más constante presencia de este género dentro de la fotografía, y el importante papel jugado por América Latina en su evolución.