Un juzgado de Guatemala ordenó hoy enjuiciar a cuatro guatemaltecos, entre ellos Marvin Montiel, alías "El Taquero", por el asesinato en noviembre de 2008 de 15 nicaragüenses y un holandés que viajaban en un autobús procedentes de Nicaragua.

Montiel será procesado en una fecha aún por determinar por los delitos de asociación ilícita, narcotráfico y asesinato, según decidió el Juzgado Primero A de Mayor Riesgo, informó este lunes la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig).

La Cicig colaboró con la Fiscalía en las investigaciones del caso, por el que también serán enjuiciados Mynor Gutiérrez, Francisco Concoguá Martínez y Sara Elizabeth Cruz Mansilla, de acuerdo con la decisión del juzgado guatemalteco.

Gutiérrez y Concoguá Martínez habrían participado en la múltiple matanza, mientras que Cruz Mansilla, la compañera sentimental de "El Taquero", es señalada de cómplice, según las investigaciones de la Cicig y la Fiscalía.

Ambos organismos acusan a Montiel de dirigir al grupo criminal que en una comunidad rural del este de Guatemala mató a tiros a los quince nicaragüenses y al holandés e incendió el autobús en el que viajaban procedentes de Nicaragua.

Según las investigaciones, la matanza, perpetrada el 8 de noviembre de 2008, habría tenido como móvil el robo de un cargamento de cocaína que los asesinos creían venía escondida en compartimentos del autobús donde viajaban las víctimas.

Montiel y Cruz Mansilla fueron capturados en agosto pasado en México, a donde huyeron para evadir a la justicia, y a petición de la Fiscalía guatemalteca fueron deportados al país a principios de este año para ser procesados por la matanza.

En junio de 2010, Juan Carlos Policarpo García fue condenado a 820 años de prisión por su responsabilidad en ese crimen y Rony Eduardo Terraza a tres años de cárcel por haber encubierto a los responsables.

Por esta matanza continúan prófugos de la justicia Byron Eduardo Abalony Vargas, Nicia Lirinda Marín Solórzano, Mario Roberto Aragón García y Jorge Estuardo Montiel Marín, por quienes el Ministerio de Gobernación (Interior) ofrece una recompensa de 6.450 dólares a cambio de información sobre su paradero.