Miles de admiradores se reunieron el lunes para ver a Paul McCartney, Elton John y otros integrantes de la realeza musical que festejaron a la reina Isabel II con un concierto en el Palacio de Buckingham con piezas elegidas de los 60 años de su reinado. Pero la celebración se vio afectada por la hospitalización del príncipe Felipe a causa de una infección de la vejiga.

Las autoridades palaciegas dijeron que el príncipe, quien cumple 91 años el sábado, fue llevado el lunes del Castillo de Windsor al hospital Rey Eduardo VII en Londres como precaución y que seguirá bajo observación por varios días.

"Espero que esté bien", dijo McCartney, quien cerraría el concierto. "Todos enviamos nuestros mejores deseos por una pronta recuperación".

A pesar de la enfermedad de Felipe, varios integrantes de la familia real, incluidos el príncipe Carlos, su esposa Camilla, duquesa de Cornualles, y los príncipes Guillermo y Enrique, se sentaron en un palco real para ver el espectáculo, interpretado en un escenario especialmente colocado fuera del palacio.

La reina fue ovacionada al llegar cuando el concierto ya había iniciado, usando un vestido de coctel dorado brillante bajo una capa obscura. Desde antes de que se reportara la enfermedad del príncipe Felipe se había decidido que la monarca vería sólo una parte del concierto.

Unos 18.000 ganadores de un concurso vieron el espectáculo desde una zona cerrada, mientras que una multitud se congregó en el paseo The Mall, el bulevar que conduce al palacio.

El cartel incluía a varios artistas condecorados por la reina, como los sirs McCartney, Elton John, Cliff Richard y Tom Jones, o la dame Shirley Bassey; también estuvieron Stevie Wonder y artistas más jóvenes como JLS y Kylie Minogue.

El espectáculo comenzó con una descarga de sonido y color, así como una banda vestida de escarlata que acompañó a Robbie Williams en el escenario para su éxito "Let Me Entertain You". Después el astro de los Black Eyed Peas Will.i.am interpretó "I Gotta Feeling" con Jessie J.

Pero fueron los artistas veteranos los más celebrados. El público aclamó a Cliff Richard quien cantó "Congratulations" y a Bassey, quien interpretó "Diamonds are Forever". Al príncipe Enrique se le pudo ver cantando "Why, why why?" cuando Tom Jones dio voz a "Delilah".

Hasta el lunes, el príncipe Felipe había sido el compañero de la reina en las celebraciones del jubileo. Acompañó a la reina y a varios integrantes de la realeza el domingo en el río Támesis, bajo un clima frío y borrascoso, para un desfile en honor de las seis décadas de Isabel II en el trono.

El príncipe, quien desposó a la entonces princesa Isabel en 1947, ha reducido sus compromisos oficiales en años recientes, aunque mantiene una agenda intensa. Pasó cuatro noches en el hospital en Navidad luego de padecer dolores en el pecho y fue sometido a un exitoso procedimiento coronario para desbloquearle una arteria.

El palacio dijo que Felipe estaba "compresiblemente decepcionado de perderse el concierto de jubileo de diamante esta noche" así como un servicio en la catedral de San Pablo y otros actos previstos para el martes.

Los gustos musicales de la monarca son un misterio y la agencia de noticias Press Association reportó que hace una década llevó un par de tapones para los oídos a un concierto similar. Según el diario The Guardian, la única canción que se sabe la reina ha solicitado es "Some Enchanted Evening" del musical de Rodgers y Hammerstein "South Pacific".

"El rock y el pop no serán su música predilecta, pero ciertamente nos ha apoyado a través de los años y claro que nosotros la hemos apoyado a ella", dijo Cliff Richard, quien tuvo su primer éxito en 1959. "Creo que a ella probablemente le gustaría más ir a ver una ópera".

___

El periodista de The Associated Press Robert Barr contribuyó a este despacho.