George Zimmerman, el vigilante voluntario acusado de homicidio por la muerte de un adolescente negro desarmado en Estados Unidos, ingresó este domingo de nuevo en una prisión de Florida, después de que un juez revocara su libertad condicional el viernes pasado.

Zimmerman, de 28 años, se entregó a la policía el domingo pasado y permanece preso en una cárcel del condado Seminole (centro de Florida) a la espera de que el juez encargado del caso decida probablemente en otra audiencia para fianza si le concede de nuevo los beneficios de esta.

El juez Kenneth Lester revocó el pasado viernes la libertad condicional a George Zimmerman,acusado de asesinato en segundo grado por la muerte el 26 de febrero pasado de Trayvon Martin, de 17 años, en una urbanización de Sanford, en el centro de Florida.

El vigilante jurado alegó que se vio obligado a disparar al adolescente desarmado en defensa propia y, en abril pasado, fue puesto en libertad tras depositar una fianza.

Sin embargo, la Fiscalía pidió en una moción presentada al juez Lester que Zimmerman fuese de nuevo detenido por mentir sobre las finanzas personales en la audiencia para fianza que se celebró el pasado 20 de abril.

Al parecer el vigilante voluntario y su esposa mintieron en la vista judicial para fianza al decir que contaban con una cantidad muy limitada de dinero y ocultar los miles de dólares que recibieron en donaciones realizadas por internet para su defensa.

Zimerman había recaudado unos 135.000 dólares para su defensa a través de una página de Internet que abrió y cerró poco después.

En una breve vista celebrada días después, el letrado Mark O'Mara indicó a Lester que esos fondos fueron recaudados por medio centenar de donaciones realizadas en una página de Internet que su cliente, Zimmerman, había abierto, pero que desconocía la existencia de este dinero hasta hacía unos días.

"El acusado engañó intencionadamente al tribunal con la ayuda de su esposa", señaló la moción presentada por la Fiscalía, para agregar que, durante el tiempo que permaneció preso, ambos "hablaron por teléfono en clave (con un código) para esconder lo que estaban haciendo".

La Fiscalía pidió al juez en la audiencia del viernes que revocara el beneficio del derecho a libertad bajo fianza que disfrutaba Zimmerman, algo en lo que estuvo de acuerdo Lester, quien aseveró que el acusado estaba involucrado en "falsedades" sobre sus finanzas.

La presión pública y las protestas de la comunidad afroamericana que se sucedieron por todo Estados Unidos a raíz del incidente, con críticas a Zimmerman de actuar movido por prejuicios raciales, se relajaron cuando un mes y medio después de la muerte del joven la Fiscalía presentó cargos contra el vigilante, lo que llevó a su detención en un principio.

Se espera que el letrado de Zimmerman, O'Mara, solicite una nueva audiencia de fianza al juez para pedir la libertad de su cliente, pendiente de juicio.