El rey de España, Juan Carlos I, llegará hoy a Chile para iniciar mañana, martes, una visita de dos días en la que se entrevistará con cuatro presidentes latinoamericanos y encabezará un encuentro empresarial para potenciar las relaciones políticas y económicas con esta región.

El monarca arribará a Santiago a última hora de este lunes procedente de Brasil, donde tiene previsto reunirse con la presidenta, Dilma Rousseff, y asistir también a una reunión de dirigentes empresarios.

Junto al rey viajan el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, y una nutrida delegación de empresarios españoles encabezada por el presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Juan Rosell.

Entre ellos figuran los directivos de Telefónica, Banco Santander, Gas Natural Fenosa, CAF, Repsol, Iberdrola, Iberia, Isolux, Abengoa, Indra, Acciona, Talgo, Navantia y Airbus Military, entre otras compañías.

España, con 15.000 millones de dólares acumulados en las últimas dos décadas, es el segundo inversor en Chile, un país que en 2011 se situó como el tercer receptor de inversión extranjera de la región, con 17.229 millones, solo superado por Brasil y México.

Orientada a reforzar la alianza estratégica e impulsar las relaciones económicas con Chile, la agenda del rey de España en este país comenzará la mañana del martes con un encuentro con el presidente, Sebastián Piñera, en el Palacio de La Moneda.

Posteriormente, ambos jefes de Estado presidirán un encuentro empresarial, seguido de un almuerzo ofrecido por el mandatario chileno, ocasión en la que la CEOE suscribirá un acuerdo de colaboración con la patronal chilena Confederación de la Producción y del Comercio (CPC).

Al día siguiente, la comitiva española viajará en avión a Antofagasta, a unos 1.370 kilómetros al norte de la capital, para desde allí trasladarse al Observatorio Paranal, dirigido por el Observatorio Europeo Austral (ESO), del que España es miembro.

En el cerro Paranal, ubicado en pleno desierto de Atacama, el rey Juan Carlos coincidirá con los presidentes de México, Felipe Calderón; Colombia, Juan Manuel Santos, y Perú, Ollanta Humala, citados para asistir a la IV Cumbre del Pacífico.

Los tres mandatarios latinoamericanos firmarán con Piñera el acta constituyente de la Alianza del Pacífico, que pretende crear una zona de libre tránsito de personas, bienes, servicios y capitales entre sus países.

En la reunión participarán altos representantes de los gobiernos de Costa Rica y Panamá como países observadores.

Como invitado especial asistirá también el ministro de Exteriores de Canadá, John Baird.

El rey de España está invitado por Piñera al almuerzo con el que dará comienzo la cumbre y tendrá ocasión de tratar diversos asuntos internacionales con los cuatro presidentes, que ya confirmaron su asistencia a la Cumbre Iberoamericana de noviembre en Cádiz (sur de España).

Posteriormente, el monarca y la comitiva que le acompaña emprenderán rumbo a España, con lo que concluirá su primer viaje al exterior tras ser operado de cadera el 14 de abril pasado.