El inhabilitado juez español Baltasar Garzón reprochó hoy en Santo Domingo los "crímenes contra la humanidad" que, en su opinión, se están produciendo en Siria, al tiempo que echó en falta un pronunciamiento concreto de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para detener el conflicto.

Garzón hizo su pronunciamiento al participar en la conferencia 'Verdad, Justicia y Reparación', que dictó en la Fundación Global Democracia y Desarrollo (Funglode), presidida por el gobernante dominicano, Leonel Fernández, presente en el auditorio.

"¿Por qué no se está produciendo un pronunciamiento para parar de alguna forma o intentar parar el crimen contra la humanidad que se está produciendo?" en Siria, se preguntó Garzón.

El ex juez español achacó esta situación a los "intereses enfrentados" de grandes potencias, entre ellas "las cinco potencias que tienen derecho a veto (en la ONU) y que están ejerciendo ese veto en función" de sus intereses particulares.

Por otra parte, Garzón reivindicó el derecho del pueblo palestino, que en su opinión, es violentado "de forma sistemática".

"Me proclamo tanto amigo de un pueblo como del otro, lo que no me impide reafirmar los derechos del pueblo palestino, que están siendo violentado de forma sistemática", subrayó en la sesión de preguntas de la conferencia.

En una parte de su comparecencia, el ex juez español criticó la "absoluta impunidad", el "silencio" y "el abandono" que viven víctimas del franquismo en España, cuatro décadas después de la dictadura en esa nación.

Asimismo, reiteró su aspiración a que se cree una comisión de la verdad sobre los crímenes cometidos durante la Guerra Civil y el franquismo en su país.

Garzón reivindicó, en términos generales, "el derecho de las víctimas" y señaló que "no se puede prescindir absolutamente de la participación de las víctimas a la hora de definir sus derechos fundamentales a la verdad, a la justicias y a la reparación".