La secretaria adjunta para Asuntos del Hemisferio Occidental de Estados Unidos, Roberta Jacobson, pidió hoy consenso y no imposiciones inmediatas en el proceso de reforma del sistema interamericano de derechos humanos, a debate en la Asamblea General de la OEA que se celebra en Bolivia.

Jacobson dijo en una entrevista con Efe y otros dos medios internacionales que es optimista en que se podrá llegar a un consenso para continuar el diálogo con la participación de la Comisión y la Corte Interamericana de Derechos Humanos, sin que los gobiernos puedan imponer "tan pronto" sus opiniones sobre los cambios para perfeccionar el sistema.

"Todos nosotros queremos reformar y perfeccionar la OEA (Organización de Estados Americanos) y las instituciones, pero eso significa que tenemos que trabajar constantemente para llegar a un consenso (sobre) cómo podemos implementar ese objetivo", sostuvo Jacobson.

Agregó que el sistema de derechos humanos interamericano es un "éxito para toda la región" y Estados Unidos quiere seguir apoyándolo y preservar su independencia y autonomía.

La funcionaria estadounidense señaló que la Corte y la Comisión debe tener tiempo para responder a las recomendaciones de los países que prepararon los informes sobre sus reformas.

La secretaria general señaló que no cree que la Asamblea termine "en una situación de un grupo contra otro" porque siguen trabajando de forma conjunta en las discusiones.

En la inauguración del foro, el presidente boliviano, Evo Morales, exigió este domingo que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos vigile también a Estados Unidos o que, si no, "mejor que desaparezca".

La polémica continuó hoy con la intervención en la sesión plenaria del presidente de Ecuador, Rafael Correa, que es uno de los que, junto con el gobierno venezolano de Hugo Chávez, impulsa los cambios.

Morales dijo que la CIDH trata "solamente de ver el problema de los derechos humanos en algunos países donde el presidente, el gobierno, no comparte las políticas del gobierno de Estados Unidos", en alusión a sus aliados de la Alianza Bolivariana (Alba), especialmente Ecuador y Venezuela.

Las reformas al sistema interamericano de derechos humanos se debatirán oficialmente mañana, en la cuarta y última sesión plenaria del foro, aunque ya eclipsó al tema central anunciado, que era estudiar soluciones al hambre y la malnutrición en el continente. EFE

ja/ar