Juan Martín del Potro se medirá en cuartos de final de Roland Garros contra Roger Federer, tras acabar hoy con el checo Thomas Berdych en un partido que se suspendió ayer por falta de luz con ventaja para el argentino y que concluyó hoy con un definitivo 7-6(6), 1-6 y 6-3 y 7-5.

El argentino, que se fue a dormir con ventaja de dos sets a uno, entró en pista como una apisonadora, no se desconcentró por el viento que soplaba en París y se colocó con tres juegos de ventaja que fueron suficientes para controlar el cuarto y último set antes de que el checo pudiera reaccionar e intentar la remontada.

Tanto en los primeros tres sets de ayer como en el último, disputado hoy también en la pista Suzanne Lenglen, Del Potro jugó con un aparatoso vendaje en la rodilla izquierda para mitigar los dolores que sufre en la rótula desde antes del torneo.

A pesar de que el argentino, noveno mejor tenista del mundo, se quejó ayer de su lesión durante el primer set, terminó apuntándose esa manga al desempate.

En el segundo, el de Tandil se dejó llevar y encajó un claro 1-6, pero logró recuperarse en el tercero, gracias en parte al público de la pista Suzanne Lenglen, al que Del Potro pidió apoyo.

"Olé, Olé, olé, Delpo, Delpo", coreaban los aficionados cuando el argentino rompió el saque del checo en el tercero para dejar el marcador en 6-3, justo antes de que se suspendiera el partido por falta de luz.

En la reanudación, Del Potro medió la directa y se colocó con un 3-0 de inicio, quebrando el saque del checo y número 7 del ránking de la ATP.

Berdych reaccionó en el cuarto juego, puso el marcador en 3-1 e incluso dispuso de una bola de rotura para el 4-2, que no aprovechó, y de otra para el 4-3, que sí convirtió.

A pesar de el resquicio de esperanza para Berdych, era demasiado tarde y Del Potro supo recuperar la ventaja perdida, quebrarle el saque a su rival en el último juego y cerrar el partido con un 7-5 en el primer punto de partido del que dispuso.

El argentino piensa ya en su cita con Federer en cuartos de final.

El histórico de partidos entre el suizo y Del Potro arroja un balance de once victorias y dos derrotas para Federer. En 2012 se han medido hasta en cuatro ocasiones (Abierto de Australia, Rotterdam, Dubai e Indian Wells), siempre sobre cemento y siempre con victoria para el número tres del mundo, campeón de Roland Garros en 2009.

Del Potro, de 23 años, solo ha conseguido arrancarle victorias en 2009, en el Abierto de Estados Unidos, en el que a la postre se proclamó campeón, y en la Copa Maestros de Londres de ese mismo año.

Además de Del Potro, el argentino Juan Mónaco completa el panel de latinoamericanos que quedan vivos en París. El de Tandil se enfrentará hoy en octavos de final también en la Suzanne Lenglen contra su amigo Rafael Nadal, que aspira a conquistar el próximo día 10 su séptimo título de campeón de Roland Garros.