El Código de Trabajo de Cuba se encuentra en proceso de modificación con la finalidad de favorecer al creciente sector del empleo privado en la isla, informaron hoy medios oficiales.

La presidenta de la Sala de lo Laboral del Tribunal Supremo Popular, Vivian Aguilar, dijo al semanario Trabajadores que los derechos de los trabajadores por cuenta propia, en sentido general, están consagrados en esa legislación.

Explicó que en el Código, aprobado en 1984, algunas de sus regulaciones aún mantienen vigencia, pero otras se han modificado porque los derechos laborales en el sector estatal también son inherentes a los empleados privados.

Entre esos derechos mencionó el salario (de conformidad con la cantidad y calidad del trabajo), al descanso, y a ser protegidos por la seguridad social en casos de accidente o alguna enfermedad.

El impulso del trabajo por cuenta propia es una de las principales medidas del plan de reformas económicas emprendidas por el Gobierno cubano para "actualizar" el modelo socialista y se plantea como alternativa laboral a una drástica reducción de las abultadas plantillas estatales.

La especialista dijo que hasta la fecha los conflictos o reclamaciones de los "cuentapropistas" -como se les llama popularmente a los trabajadores privados en Cuba- "no han sido significativos" y no hay previsión de que se produzca un despegue de reclamaciones de estos trabajadores en los tribunales.

Según los últimos datos oficiales, 385.700 cubanos cuentan con licencia para ejercer alguna de las 180 modalidades autorizadas del empleo por cuenta propia.

Se prevé que para este año la cifra aumente hasta llegar a unos 600.000 y que las formas no estatales de empleo aporten a medio plazo el 40 por ciento del producto interno bruto del país.