La primera asamblea de accionistas de la petrolera argentina YPF, tras la expropiación del 51 por ciento de sus acciones al grupo español Repsol a mediados de abril pasado, comenzó hoy en Buenos Aires con el objetivo de elegir un nuevo directorio de la compañía.

La reunión se celebra en la sede corporativa de la petrolera y está dirigida por el titular de la Comisión Nacional de Valores de Argentina (CNV), Alejandro Vanoli, a cargo de la regulación de los mercados en el país, según informaron portavoces oficiales.

También participan de la reunión el ministro argentino de Planificación, Julio De Vido, el viceministro de Economía, Axel Kicillof, y el gerente general de YPF, Miguel Galuccio, nombrado por la presidenta Cristina Fernández, luego de que el Parlamento convalidara el pasado 3 de mayo la expropiación decidida por el Gobierno.

Por su parte, el grupo Repsol anticipó que estará representado en la asamblea por sus abogados ya que todavía mantiene un 12 por ciento de las acciones en la petrolera y que le permite tener un miembro en el nuevo directorio.

En el orden del día figura la remoción de la totalidad de los directores y síndicos titulares y suplentes de YPF y la designación de sus sustitutos.

Los estatutos de YPF facultan a la asamblea a designar entre 11 y 21 directores titulares, pero el gobernador de la provincia petrolera de Neuquén, Jorge Sapag, confirmó la pasada semana que el nuevo directorio tendrá 17 puestos.

Repsol conservó tras la expropiación un 6,43 por ciento de la mayor productora de hidrocarburos de Argentina, y sumó el pasado jueves una participación del 6 por ciento correspondiente a las acciones que el grupo argentino Petersen compró y puso como garantía al hacerse con un total del 25,46 por ciento de YPF mediante préstamos cuyo pago ha incumplido.

Frente al edificio en el que se realiza la asamblea, un grupo de extrabajadores de la petrolera reclaman ser considerados en el Programa de Propiedad Participada (PPP) que se estableció durante la privatización de la empresa en 1992 y que permitía comprar acciones a los empleados.