El vicepresidente Angelino Garzón, conocido por sus frases coloquiales y directas, aseguró el lunes que fue malinterpretado cuando usó la palabra "zarrapastroso" para referirse a que los altos funcionarios no podían viajar de cualquier manera en los aviones en que se desplacen.

Los comentarios de Garzón generaron críticas en las redes sociales y fueron considerados como clasistas. El término zarrapastroso puede ser utilizado para describir a pobres y personas de poca higiene.

"Ofrezco excusas de manera pública si se malinterpretó la utilización de la palabra 'zarrapastroso' porque soy orgulloso de mi origen humilde", dijo Garzón en un mensaje en su cuenta de Twitter.

El 31 de mayo a su regreso de Ginebra de la votación para elegir a un nuevo secretario de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), cuya candidatura perdió, Garzón fue consultado sobre los viajes que hizo de promoción de su candidatura y que realizó en vuelos comerciales en primera clase.

Garzón, de 65 años y un ex sindicalista de orígenes en la izquierda colombiana, respondió entonces que le parecía mezquino que "se haga aparecer a Angelino Garzón como el único servidor público al cual se le pagan pasajes y viáticos".

"Uno no puede poner a que el presidente o el vicepresidente o un ministro vivan como unos 'zarrapastrosos', no puede ser... hay que saber también la dignidad de los responsables" del Estado, indicó Garzón.

De inmediato, llovieron los dardos en las redes sociales.

No es la primera vez que comentarios de altos funcionarios del gobierno colombiano generan polémica.

En abril y en medio del escándalo porque agentes del Servicio Secreto de Estados Unidos estuvieron con una prostituta colombiana durante la asistencia del mandatario Barack Obama a la Cumbre de las Américas, en el balneario de Cartagena, un comentario de la canciller María Angela Holguín provocó una oleada de críticas en las redes.

Holguín dijo que "donde hay un hombre, hay prostitución".