Un actor porno canadiense acusado de videograbar un asesinato y enviar partes del cuerpo de su víctima a los principales partidos políticos de su país fue arrestado el lunes en Berlín luego de una cacería internacional.

No opuso resistencia y le dijo a los policías: "Me tienen".

Luka Rocco Magnotta, de 29 años, fue aprehendido en un café internet en Berlín luego que un empleado salió corriendo del lugar para avisar a una patrulla policíaca que pasaba, dijo Guido Busch, portavoz de la policía.

El propietario del café, en el barrio de clase trabajadora Neukoelln en Berlín, dijo a The Associated Press que Magnotta había entrado para leer las noticias sobre él cuando uno de sus empleados lo reconoció.

"Un colega lo reconoció por su fotografía, porque acababa de leer el periódico", dijo el propietario, que habló bajo condición de no ser identificado por su nombre.

Agregó que la policía estaba afuera en ese momento y el empleado, Kadir Anlayisli, les avisó. Ellos arrestaron a Magnotta alrededor de las 2 de la tarde sin ninguna dificultad.

"No pasó nada, todo fue muy tranquilo", afirmó.

Busch dijo que siete oficiales entraron al café y confrontaron a Magnotta.

"En un principio intentó dar nombres falsos, pero al final sólo dijo: 'Me tienen''', recordó Busch. "No se resistió".

Las autoridades canadienses buscan a Magnotta por el cargo de asesinato en primer grado y otros. Es sospechoso de haber matado a Jun Lin — un estudiante universitario chino de 33 años con el que salía — y de enviar por correo partes del cuerpo a los partidos políticos canadienses.

Julie Carmichael, vocera del Ministerio de Seguridad Pública, confirmó el arresto.

"Esperamos que el individuo responsable por estos actos inquietantes enfrente todo el peso de la ley", dijo.

El sospechoso estaba siendo interrogado y luego se reuniría a puerta cerrada con un juez, quien le leerá la orden internacional de arresto, dijo Kerstin Ziesmer, vocera de la policía.

"Dijo que él es la persona buscada", agregó, e indicó que, como medida precautoria, las autoridades alemanas deben confirmar su identidad de manera independiente.

Incluso si Magnotta imputa la extradición, no se espera que haya problemas para que regrese a Canadá. Un factor podría ser la posibilidad de que enfrente la pena de muerte, pero ese país de Norteamérica no la aplica.

______

Rob Gillies contribuyó con este despacho desde Toronto.