Un activista de doble nacionalidad, egipcia y estadounidense, fue arrestado el domingo a su llegada a El Cairo para participar en una audiencia del juicio contra 43 trabajadores de organizaciones no gubernamentales (ONG), informó hoy el Departamento de Estado de EE.UU.

"Sherif Mansour, un exempleado de la ONG Freedom House, volvió a Egipto y fue arrestado nada más llegar", dijo en su conferencia de prensa diaria el portavoz del Departamento de Estado, Mark Toner, quien evitó dar más detalles por razones de "privacidad".

El caso contra 43 trabajadores de ONG, entre los que hay 19 estadounidenses, se reanuda mañana en Egipto con una nueva audiencia, a la que se prevé que asistan sólo algunos de los norteamericanos acusados, que regresan al país voluntariamente para afrontar el caso.

Las autoridades egipcias mantuvieron hasta el pasado 29 de febrero una prohibición de viajar a los trabajadores extranjeros de las ONG, de los que trece abandonaron finalmente el país en un avión militar fletado por el Estados Unidos.

La fiscalía egipcia acusa a los activistas de crear sedes de organizaciones internacionales sin el permiso gubernamental y de recibir fondos del extranjero para desarrollar actividades políticas, cargos que Estados Unidos rechaza.

"Seguimos dejando muy clara nuestra objeción a lo que vemos como un juicio políticamente motivado y urgimos al Gobierno egipcio a dejar de juzgar a estos individuos y resolver en su lugar cualquier problema que tengan de gobierno a gobierno", señaló Toner.

Antes de viajar a Egipto para asistir a la audiencia, Mansour dijo al diario Washington Post que debía volver a Egipto para no abandonar a los otros procesados, y acusó a la diplomacia estadounidense de actuar con pasividad en el caso.

"Este caso es extraordinario y necesita una respuesta extraordinaria", dijo el activista. "Ellos (los diplomáticos) esperaban que si mantenían un perfil bajo, todo esto se disiparía. Pero eso no me parece aceptable. Ésta es una batalla que hay que pelear".