Tres personas murieron y cuatro resultaron heridas en un ataque de presuntos rebeldes de las FARC contra un automóvil policial que auxiliaba a una mujer embarazada, se informó el lunes.

El ataque con ráfagas de fusil y granadas se produjo cerca de la medianoche del domingo cuando una camioneta policial con cuatro patrulleros trasladaba a una mujer a punto de dar a luz desde su casa al hospital en la localidad de La Montañita, en el departamento de Caquetá, unos 385 kilómetros al suroeste de la capital colombiana.

En el trayecto desde la casa al hospital, presuntos rebeldes hicieron disparos contra el vehículo policial y murieron dos de los agentes y una mujer de 67 años que acompañaba a la embarazada, quien está herida de gravedad, dijo en diálogo telefónico con The Associated Press el coronel Carlos Vargas, comandante de la policía en Caquetá.

La mujer perdió al bebé y al menos otras tres personas que estaban en el área resultaron heridas, dijo el oficial.

El comandante policial atribuyó el ataque a presuntos miembros del frente 15 de las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que tiene presencia en aquella remota región.

El doctor Camilo Díaz Cárdenas, subdirector del hospital de Florencia, capital de Caquetá, donde fue trasladada la mujer embarazada, dijo que el bebe murió debido a los golpes y traumatismos sufridos en el útero por la madre, cuyo nombre no fue divulgado de inmediato.

La mujer sufrió heridas de bala en su pie izquierdo, en ambos brazos, en la cabeza y en la cervical, dijo el médico en entrevista telefónica con la AP. "Ella tiene heridas de todo, de impacto arma de fuego, esquirlas por material explosivo, ella es la que está de más gravedad", aseguró.

En abril pasado tres militares y un policía murieron cuando rebeldes de las FARC se enfrentaron con una unidad que destruía laboratorios de procesamiento de cocaína en una zona rural de La Montañita. En esos choques, el 28 de abril cayó en poder de lo insurgentes el periodista francés Romeo Langlois, liberado por los guerrilleros el 30 de mayo.