El precio de las acciones de Sony cayó el lunes por debajo de los 1.000 yenes (12,80 dólares) la unidad por primera vez desde 1980 mientras los mercados mundiales se retraían pero a la vez en un reflejo de su declinación desde su tremendo éxito con la fabricación del Walkman hace más de tres décadas.

Castigada por la dura competencia de Apple Inc. y Samsung Electronics Co., Sony ha perdido dinero por cuatro años consecutivos, y durante ocho años en el centro de su negocio de televisión.

Un yen fortalecido, que socava las ganancias en el extranjero, y los desastres naturales en el país y en Tailandia, un crucial centro manufacturero, se han añadido a sus males.

Las acciones de Sony bajaron a 999 yenes (12,78 dólares) por unidad antes de recuperarse ligeramente en la sesión de lunes en la bolsa bursátil de Tokio. El índice Nikkei 225 bajaba 2% después que el índice de empleo bajó ligeramente en el mes de mayo.

La empresa dijo que era la primera vez que el precio de sus acciones descendía por debajo de los 1.000 yenes desde agosto de 1980, el año después que lanzó al mercado el icónico reproductor de música Walkman en 1979.

La unidad bursátil había llegado a los 16.950 yenes en marzo del 2000.

Sony, cuyos negocios abarcan desde cámaras digitales y computadoras personales a dispositivos de juegos de videos PlayStation y películas tales "Bad Teacher" (La mala maestra) reportó una pérdida récord anual de 457.000 millones de yenes (5.700 millones de dólares) hasta marzo del 2012.

Sony tiene planes de eliminar 10.000 empleos, equivalentes al 6% de su fuerza laboral a nivel mundial.

La empresa también tiene planes de un nuevo crecimiento en mercados emergentes como la India y México.

En el 2010, Sony dejó de producir en el Japón su famoso Walkman, que llegó a vender 220 millones de unidades a nivel mundial.