La Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos (AFDD) pidió hoy al Gobierno chileno que impida la celebración del homenaje al fallecido dictador Augusto Pinochet, programado para el día 10 en Santiago.

En una rueda de prensa, la presidenta de la AFDD, Lorena Pizarro, demandó del presidente, Sebastián Piñera, "un pronunciamiento ético y político", que condene este homenaje y que busque todos los medios para impedirlo, según señala un comunicado de esa organización.

El acto está organizado por la "Corporación 11 de septiembre", que toma el nombre del día del golpe de 1973, y por la Unión de Oficiales en Retiro de la Defensa Nacional (Unofar), dos entidades poco conocidas que agrupan a fieles al exdictador, fallecido en 2006.

La Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados y el Instituto Nacional de Derechos Humanos ya han manifestado su repudio a este acto, en el que se exhibirá un documental sobre Pinochet, bajo cuyo mandato (1973-1990) fallecieron 3.200 personas y otras 38.000 sufrieron prisión política o tortura.

La AFDD anunció que interpondrá un recurso de protección para impedir la realización de este acto y que, en caso de que finalmente se lleve a cabo, convocarán una "funa" (protesta pacífica de repudio) frente al Teatro Caupolicán, donde está previsto el homenaje.

Además, para evitar estas situaciones, propusieron aprobar una iniciativa que prohíba actos que hagan alegoría del terrorismo y del genocidio.

La organización anunció además que el próximo 28 de junio se celebrará un concierto titulado "Viva Voces", que busca recaudar dinero para financiar el trabajo de la agrupación y en el que actuarán conocidos grupos del panorama musical local, como Anita Tijoux, Illapu e Inti-Illimani.