Un "tenebroso" narcotraficante colombiano fue capturado el domingo en Venezuela, informó un alto funcionario venezolano.

El ministro de Justicia Tareck El Aissami dijo que el gobierno de Hugo Chávez planea entregar al sospechoso, Diego Pérez Henao, mejor conocido por su alias "Diego Rastrojo", a las autoridades colombianas.

En Bogotá, el director designado de la policía colombiana, general José Roberto León, detalló que la detención de Pérez se dio hacia las 5:30 de la mañana (1130 GMT) en una hacienda arrocera, ubicada a orillas del río Masparro, en el estado de Barinas, limítrofe con Colombia.

El presunto narcotraficante "estaba realizando labores de capataz en una finca. Los 10 escoltas (que le acompañaban) simulaban ser trabajadores de campo", explicó León, acompañado por el comandante general de las Fuerzas Militares, general Alejandro Navas y el director de la policía judicial, general Carlos Mena.

El presidente Juan Manuel Santos dijo en su cuenta de Twitter que se trataba de "una gran captura" y destacó la "plena colaboración" de Venezuela, en particular de la Oficina Nacional de Antinarcóticos (ONA) de ese país.

La ONA recibió información de la policía colombiana para dar con el resguardo de Pérez. Según León, las autoridades contaron con información otorgada por dos fuentes humanas, a quienes se les pagará una recompensa.

Pérez es sospechoso de participar en operaciones de extorsión, narcotráfico y asesinato.

León señaló a Pérez como el líder máximo de la banda narcotraficante "Los Rastrojos" — luego del reciente sometimiento ante la justicia estadounidense de Javier Antonio Serna — y como uno de los autores materiales del asesinato del también narco Wilber Varela, alias "Jabón", en la ciudad de Mérida, Venezuela, en enero de 2008.

Pérez "es uno de los más tenebrosos narcotraficantes y homicidas del país", sostuvo León.

En la misma dirección se manifestó Jay Bergman, director regional del Departamento Estadounidense Antidrogas (DEA), quien destacó que Pérez fue uno de los lugartenientes de Varela en el cártel del Norte del Valle y figura máxima del "ala más violenta" de esa organización.

"Su casta se notaba desde sus primeros días como sicario (o asesino a sueldo) en este cártel; la violencia estaba en su ADN", dijo en diálogo con The Associated Press.

"Diego Rastrojo" integró, en la década de 1990, el frente 48 de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), y luego fue reclutado por el extinto cártel que comandaba "Jabón", según información de las autoridades colombianas.

León indicó que Estados Unidos ofrecía una recompensa de hasta 5 millones de dólares por información que condujera a su captura, mientras que el gobierno colombiano brindaba hasta 1.200 millones de pesos (unos 600.000 dólares).

El jefe policial dijo que luego del arresto de Pérez, es posible que el liderazgo de "Los Rastrojos" lo asuma Luis Enrique Calle Serna, hermano de Javier Antonio. Otro hermano Calle Serna, Juan Carlos, fue capturado en Ecuador a mediados de marzo y entregado posteriormente a las autoridades colombianas.